Ayer por la mañana se derrumbó parte del techo del hall central de las oficinas de una dependencia del organismo de Niñez y Adolescencia, ubicada en 1 y 58. Es el área de Servicios Generales, que justamente se dedica al mantenimiento edilicio de los institutos y hogares públicos bonaerenses.

Los trabajadores señalaron que no hubo accidentados “de milagro” ya que minutos antes se encontraban empleados en los sillones sobre los que cayeron los escombros.

«Venimos denunciando desde hace mucho tiempo la situación precaria de las instalaciones»

«Venimos denunciando desde hace mucho tiempo la situación precaria de las instalaciones. Las paredes están húmedas por las filtraciones, los cables cuelgan, el mechero del horno pierde gas y cuando hay tormentas, partes del edificio se inundan. Hay compañeros que han sufrido descargas eléctricas cuando se apoyaron en escritorios”, dijo a Contexto Maximiliano González, delegado de ATE y uno de los trabajadores del área.

“De casualidad no le cayó a alguien en la cabeza, por cuestión de segundos esto no fue una tragedia”, afirmó, y añadió que las autoridades “no nos dieron ninguna respuesta, nos dijeron que no había plata para hacer las refacciones”.

El lugar por el momento fue clausurado y los trabajadores van a hacer hoy una asamblea para definir el reclamo por las refacciones a las autoridades.

“Muchas de estas instituciones están sin gas desde hace años. Las pintan por fuera, solo la fachada»

El estado de situación del organismo de niñez y adolescencia es crítico. El ajuste presupuestario impacta en el deterioro de los edificios administrativos pero también en los hogares e institutos. “Muchas de estas instituciones están sin gas desde hace años. Las pintan por fuera, solo la fachada, y por dentro está todo atado con alambres”, dijo González.

Agregó que el viernes llevarán a cabo una protesta a definir, donde pedirán mejoras edilicias, mayor personal, aumentos salariales y reapertura de la paritaria por parte del gobierno de María Eugenia Vidal para los estatales.