La salud pública continúa en retroceso en la ciudad de La Plata, donde los barrios de la periferia sufren las políticas de vaciamiento de los programas y espacios de atención primaria. Ese es el caso de la Unidad de Pronta Atención (UPA) 6 de Los Hornos, donde desde el año pasado vienen denunciando la transferencia de recursos humanos e insumos hacia el Hospital San Juan de Dios, dejando a la deriva a la población local en materia de asistencia médica.

Desde la seccional de ATE en la UPA 6 han apuntado de manera directa a la dirección del San Juan de Dios, a cargo de Daniel Corsiglia, por lo que consideran un estricto vaciamiento de recursos. «Daniel Corsiglia no ha escatimado medidas para beneficiar su gestión en el San Juan de Dios a costa de sustraer recursos humanos de la UPA, agentes tanto profesionales clínicos, enfermeros y de sectores de limpieza, como también recursos de insumos en general. Este lento desguace lo lleva a cabo, claro está, sin recuperar dichos cargos para la UPA perjudicando notoriamente a la comunidad de Los Hornos», expresaron en un comunicado.

«El lento desguace se lleva a cabo sin recuperar cargos para la UPA, perjudicando notoriamente a la comunidad de Los Hornos»

Con una fuerte demanda vecinal, bajo la gestión bonaerense de Daniel Scioli, en 2013 se inauguró la sexta UPA en Los Hornos, alcanzando así a más de cien mil vecinos. Estas unidades nacieron con el objetivo de acercar en grandes barrios un servicio de mediana complejidad a los vecinos y fortalecer el sistema de salud pública, al tiempo que se buscaba una descompresión de la demanda hospitalaria.

«Esto se enmarca en la crisis regional que atraviesa el sistema de salud. Los reclamos por falta de insumos y de personal vienen de hace rato. Desde el sector médico logramos negociar la incorporación de dos pediatras que se venía exigiendo. Lo que continúa ahora en conflicto es por personal de limpieza, mantenimiento, enfermería», indicaron a Contexto desde la representación del gremio de la salud bonaerense CICOP, dentro de la UPA de Los Hornos.

En tanto, según consignaron desde ATE, Corsiglia cuenta con el respaldo del intendente Julio Garro y el aval de la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien apuntan por «embellecer guardias sin proveerles el personal necesario para su correcto funcionamiento».

«Lo que hacen Garro y Vidal es embellecer guardias sin proveerles el personal necesario para su funcionamiento»

«Tenemos todavía cargos adeudados, y en la última reunión de negociación la Dirección nos dio plazos que incumplieron una vez más. Hay camilleros que no pueden tomar sus vacaciones porque no hay quienes los cubran. Es una situación de precarización enorme. Hay irregularidades en el abastecimiento de medicamentos. La inseguridad en el lugar también es un reclamo todavía sin atender», dijo a Contexto el delegado de ATE en la UPA 6.

Durante la jornada de ayer, la gobernadora María Eugenia Vidal se hizo presente en La Plata, donde recorrió las instalaciones del Hospital San Martín escoltada por el intendente Garro y el titular de Salud bonaerense, Andrés Scarsi. El San Martín fue escenario de varios reclamos durante este año por las serias fallas edilicias, cuyos ejemplos quedaron sellados en los cortes de luz sufridos en el verano y el derrumbe de mamposterías del techo.

En diálogo con Contexto, el delegado de CICOP en el San Martín, Pablo Maciel, definió como una «vergüenza» la visita de la gobernadora. «Repudiamos esta visita en tono de campaña y seguimos reclamando reapertura de paritarias y una partida presupuestaria de emergencia para atender a la población adecuadamente», expresó.

«Eso forma parte de esta campaña de refacciones que Vidal hizo y que fue muy celebrada por el oficialismo en su momento. Garro mismo fue a visitar Corsiglia en el San Juan de Dios, ya que son cercanos. Ellos han promovido el desguace. Los Hornos se ha visto muy afectado por todo esto. No tenemos medicamentos parar la comunidad», añadió.