Patricia Bullrich volvió a desatar polémicas tras divulgar un informe cuyo objetivo es desmentir las cifras de muerte por gatillo fácil registradas por la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI). Además de explicitar su intención al titular el documento «Ministerio de Seguridad vs. CORREPI», la ministra utilizó mecanismos arbitrarios para reducir la estadística de la Coordinadora, que incluyó la negación de los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

No es la primera vez que Bullrich apunta contra los organismos de derechos humanos, a los que en reiteradas ocasiones tildó de «ideologizados» y «mentirosos», aunque esta vez decidió elaborar un informe oficial para «contestarle» a la entidad.

«Es un mamarracho presentado como si fuera un informe, descontextualizado, plagado de errores impropios de un Ministerio»

Cabe destacar que, para su informe, el Ministerio de Seguridad desestima un gran porcentaje de los casos registrados por CORREPI, por considerar que «no corresponden a la aplicación de políticas estatales represivas» según la información de las propias fuerzas de seguridad federales, la Justicia y el Programa sobre Uso de la Fuerza y Empleo de Armas de Fuego del propio Ministerio.

«Es un mamarracho presentado como si fuera un informe, descontextualizado, plagado de errores impropios de un Ministerio. Se pretende excluir al Servicio Penitenciario, no cuenta al personal en retiro, los crímenes cometidos con armas reglamentarias sobre mujeres, tampoco se incluyen los crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas», dijo a Contexto el referente de CORREPI, Ismael Jalil.

El «contrainforme» de Bullrich ignora las muertes atribuibles al Servicio Penitenciario Federal, que, aunque no dependa orgánicamente del Ministerio de Seguridad sino del de Justicia, es una fuerza de seguridad federal; además de marcar la exclusión de los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel porque están «bajo investigación». Por ese mismo motivo, tampoco fueron tomados en cuenta los cuatro jóvenes que murieron en la Masacre de San Miguel del Monte.

«Como están en retirada, este es un gesto de la gestión que ya está terminando, para contestarle a una de las organizaciones que más la ha cuestionado en estos años, y que venimos exigiéndole una respuesta desde hace mucho. Y además es un mensaje hacia el núcleo duro de votantes, para reafirmar su posición, en un momento donde están en retirada y están perdiendo por todos lados», señaló Jalil.

«Como están en retirada, este es un gesto de la gestión que ya está terminando, para contestarle a una de las organizaciones que más la ha cuestionado en estos años»

Desde CORREPI remarcaron que el informe de Bullrich fue presentado el mismo día que se conocieron los nuevos índices de pobreza del INDEC, actitud que fue observada como una maniobra para tapar las consecuencias de la debacle económica instalada por Cambiemos.

Vale recordar que la entidad dedicada a registrar los casos de violencia institucional difundió a principio de año un nuevo informe de estadísticas en el cual alertó que en 2018 una persona fue asesinada por el Estado cada veintiún horas. El balance tomó trascendencia nacional y provocó un fuerte revuelo en el escenario político.