Por Rocío Cereijo

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) rechazó la resolución presidencial que dispone la entrega a Gendarmería de los hoteles 7 y 8 del complejo turístico de Chapadmalal, a 23 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata. «Se trata de una decisión que socava las deterioradas políticas de turismo social, y contradice los valores y principios por los cuales fue reconocido como patrimonio histórico nacional», denunciaron.

El complejo turístico fue impulsado por la Fundación Eva Perón «como parte de una política pública marcada profundamente por un sentido de justicia social y ampliación de derechos para las clases trabajadoras», expresaron desde el organismo provincial. A lo largo de su historia, albergó a miles de turistas y fue sede de acontecimientos científicos, artísticos, deportivos y recreativos. 

La directora general de Promoción y Transmisión de la Memoria y representante del programa Jóvenes y Memoria, Sandra Raggio, conversó con Contexto sobre la decisión encabezada por Mauricio Macri. «No puede leerse en otra clave que la de un retroceso absoluto en materia de conquistas sociales y derechos humanos. Se trata de una decisión política que desconoce la historia no solo de un lugar, sino también de un complejo proceso histórico de significativa importancia para las mayorías más postergadas de nuestro pueblo», expresaron de forma colectiva integrantes de la CPM.

«Se trata de una decisión que socava las deterioradas políticas de turismo social, y contradice los valores y principios por los cuales fue reconocido como patrimonio histórico nacional»

¿Por qué desde la Comisión Provincial por la Memoria rechazan la resolución presidencial que dispone la entrega a la Gendarmería de los hoteles 7 y 8 del complejo turístico de Chapadmalal?
En primer lugar porque es una política regresiva en materia de derechos humanos. El complejo turístico de Chapadmalal tuvo como función originaria promover el turismo social. Eso implica garantizar el derecho de los trabajadores al ocio y al disfrute de sus momentos de descanso. Antes, la playa, los lugares vacacionales eran exclusivos de la gente que tenía dinero, y la clase trabajadora no podía acceder. Por eso el Estado le garantizó ese derecho. Por muchísimo tiempo esto fue así. Los diferentes gobiernos impulsaron como política social el complejo de Chapadmalal y de Embalse Río Tercero. Esta cesión de patrimonio implica cercenar el acceso a 1.500 plazas destinadas al turismo social. Se trata de dos hoteles que van a estar bajo la órbita del Ministerio de Seguridad y no para políticas de inclusión social. 

¿El sector que el gobierno dijo que está abandonado era utilizado para el programa Jóvenes y Memoria?
Sí, durante muchos años, incluso en 2016, se utilizaron los hoteles 7, 8 y 9. Durante muchísimos años utilizamos esos hoteles y fue una decisión de este gobierno cerrarlos y dejar de mantenerlos. Durante las temporadas de vacaciones se llenaban de grupos familiares, egresados de primaria o secundaria. La mayoría de la gente que iba a Chapadmalal podía conocer el mar de esta manera, como es el caso de muchos jóvenes que participaron del programa Jóvenes y Memoria, y ese no es un dato no menor.

¿Qué jóvenes participan de este programa?
Son muchos. Este año participan 1.170 equipos pertenecientes a las escuelas públicas. Trabajan durante un año problemáticas vinculadas con su comunidad. Es un espacio de formación muy importante para los sectores juveniles, muchos de ellos pertenecientes a sectores con derechos vulnerados. Entonces, este programa es parte de la política de inclusión.

«Esta cesión de patrimonio implica cercenar el acceso a 1.500 plazas destinadas al turismo social. Los dos hoteles van a estar bajo la órbita de seguridad y no para inclusión social» 

¿En qué consisten las actividades de cierre que desarrollan en el complejo turístico de Chapadmalal?
Se juntan todos los equipos de investigación y cuentan, de la forma que hayan elegido contar (expresiones artísticas, teatro, informes, entre otras), las conclusiones de su investigación y el relato de lo que pasa en sus comunidades. Y muestran el proceso del taller. Es cerrar un ciclo de formación de todo un año. 

¿Qué medidas van a tomar desde la CPM contra esta decisión del gobierno?
Hicimos una presentación ante la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos de Nación, que es la que tiene que dictaminar el cambio de uso de un bien que está declarado patrimonio histórico nacional, como lo es el complejo turístico de Chapadmalal. Sabemos que la Comisión ya se expidió contra esta resolución porque no cumplió formalmente con que el dictamen tiene que ser previo a la decisión del traspaso. Esperamos tener respuesta durante los próximos días.