Por Ramiro García Morete

El Teatro Unione es un histórico y bellísimo recinto de estilo lírico italiano. Desde hace más de un siglo concentra parte de la actividad cultural de Dolores, una de las ciudades con mayor historia de la provincia. Los Midachi actuaron recientemente en esa sala. Pablo Grand es un ilustrador que trabajó para producciones de García Ferré, PakaPaka y otras, pero jamás expuso su trabajo allí. Baby Etchecopar estuvo a punto de presentarse. Osvaldo Suárez, dirigió varias películas (El templo del rock, Curas zombis en Azul) pero nunca estuvo en consideración para la sala. Más allá de la obviedad de quiénes son los artistas o productos masivos, la adivinanza es: ¿quiénes nacieron en Dolores? Y el punto no es atacar la cultura como entretenimiento sino ¿qué perspectiva de la cultura le corresponde adoptar al estado? No está mal –o puede que sí– gastar cientos de miles de dólares en Luis Fonsi y su «des-pa-cito» para la fiesta de Bicentenario o para que Carlos Vives recorra la ciudad con «La bicicleta». ¿Pero qué lugar hay para aquelles que realmente pedalearon esta localidad de 40 mil habitantes y solo hallaron espacios para sus inquietudes artísticas lejos de la ruta 2? Varias de estas cuestiones surgieron, como suele ocurrir, en la sobremesa de un asado.

Cuatro años atrás había asumido Cambiemos. Mariano Coria, diseñador en Comunicación Visual, se puso a charlar con Emilio Burgueño. Nacido en Dolores, también, lleva adelante una escuela de cine en barrios periféricos de La Plata: Cine Qamkunapah. Desde entonces comenzaron un relevamiento de artistas o personajes vinculados a la cultura (más allá de las célebres Graciela Borges o Inés Estévez) que no tienen lugar en su lugar origen. Así surgió la idea que se concreta este sábado 28 de septiembre en el Auditorio de Bellas Artes (7 y 60): Dolores Muestra Cultura.

La apertura del evento será a las 17 hs. A las 17:15: Seisdedos Editorial (Inés, Juan Pablo y Ángela Menchón) y Brandrtoon (Pablo Brand). A las 18, Audiovisual se proyectarán cortometrajes de Pablo Brand, Osvaldo Suárez, Juan Pablo Menchón y Emilio Burgueño. A las 19, cierre musical a cargo de Mincho Garramone.

Según palabras Daniel Mapelli para esta declaración colectiva, se trata de «un espacio abierto de diferentes artistas, emprendedores y gestores de la ciudad reunidos para dialogar entre sí, visibilizar su trabajo y potenciar sus obras y actividades al ponerlas en contacto y conversación con sus pares y con nuevos participantes». Y aclaran: «Muchos arman sus proyectos en otros lugares fuera de Dolores y luego son tardíamente reconocidos. Otros ni siquiera eso. Y pasan los años y nada ni nadie logran modificar esa triste realidad. No es que pretendamos desconocer ciertas leyes no escritas del funcionamiento del mecanismo aglutinador de un país unitario y porteño como el nuestro, sino que se trata de entender que hay que empezar a pensar en estas situaciones para buscar colectivamente una solución o al menos esbozar una propuesta para cambiar esta realidad».

Coria es enfático: «Tenemos en claro que tomamos una postura política. Lo que no queremos y lo que sí buscamos. Buscamos transformar la cultura y que sea más inclusiva. No queremos cambios, queremos transformación. Cuando cambiás, sacás algo. Cuando transformás no desechás sino que das tu impronta. No quiero sacar lo que está. No digo que todo lo de Dolores está mal. Pero se podría trabajar un eje cultural más profundamente».

Coria cuenta que se fue encontrando y cruzando con distintos dolorenses que tienen un desarrollo muy potenciado. «Pero nunca los vi en Dolores», aclara. «El Teatro Unione, por ejemplo, es la joyita de la corona. Pero está cooptado por ciertos ámbitos culturales», cuenta. Y se indigna: «La última actividad del Unione fueron Los Midachi. Atrasamos veinte años. Tenemos los pañuelos verdes, la juventud haciendo trap». En la cuenta de Facebook no solo se detalla la trayectoria de los participantes sino que queda como canal abierto para quienes quieran sumarse.

Quizá porque se ha «ganado» su lugar en los medios durante los últimos días con audios polémicos, uno de los referentes del evento no menciona al intendente actual de Dolores (Camilo Etcheverri, de Cambiemos). Pero se encarga de tomar partido: «En todo este contexto emergente tenemos que hacer un declaración política. El candidato de Todos nos representa en esta batalla cultural».

El texto de convocatoria explaya: «Hoy la ciudad de Dolores está atravesada –como casi todo el país– por un aire de renovación que genera esperanzas en un futuro mejor. Este cambio político que se avecina tiene también una fuerte impronta generacional, ya que muchos de los que lo integran son jóvenes que vivieron sus etapas de formación en un ambiente de consolidación democrático y de ampliación de derechos».