Por Rocío Cereijo

Cincuenta familias beneficiarias del plan Pro.Cre.Ar. Bicentenario en el barrio San Carlos de La Plata denunciaron que el retraso en la adjudicación del dinero les imposibilita concretar la construcción de sus viviendas. Los vecinos fueron convocados por el Banco Hipotecario en 2017 y dos años después recibieron el lote y el dinero para construir su primer hogar. Apuntaron contra el secretario de Vivienda de la nación, Ivan Kerr, por no dar respuesta ante su reclamo por la devaluación.

Luego de dos años de trámites y demoras que califican «sin sentido» por parte del Banco Hipotecario, la Municipalidad de La Plata, ABSA y la Secretaría de Vivienda de nación, los beneficiarios recibieron un monto en pesos que equivale a 15.000 dólares para construir su casa.

«Se retrasó por negligencia y por falta de compromiso. Es un predio que fue adquirido hace varios años por el municipio. En el transcurso de estos dos años fuimos organizándonos con los vecinos para seguir el expediente. Paso a paso lo fuimos siguiendo», manifestó Eugenia, una de las afectadas.

«SE RETRASÓ POR NEGLIGENCIA Y POR FALTA DE COMPROMISO. ES UN PREDIO QUE FUE ADQUIRIDO HACE VARIOS AÑOS POR EL MUNICIPIO»

En relación con la responsabilidad del gobierno local, dijo que el proceso «fue con mucha diletancia y mucha negligencia. Autoridades que no se comprometieron. Pedimos audiencia con Julio Garro, porque los catastros dependen del municipio, y no nos la dio». Asimismo, celebró la organización de los cincuenta adjudicatarios a fin de atender «todos los trámites que se fueron haciendo para que los terrenos fueran aptos. Lo hicieron en dos años y lo podrían haber hecho en dos meses».

Leer también: Beneficiarios del Pro.Cre.Ar. La Plata exigen créditos y actualizar los montos

«A nosotros nos dieron 1.200.000 pesos; 200.000 pesos se destinan a los lotes con servicios (gas, agua y cloaca)», remarcó Eugenia, y agregó que incumplieron con este compromiso porque no realizaron la instalación, y la instalación de agua a cargo de ABSA es deficiente. «Los servicios no fueron bien supervisados: la cloaca no está y por las deficiencias en la instalación del agua no nos dan respuesta», expresó.

«CON LOS PORCELANATOS, ALBAÑILES Y ARQUITECTOS MÁS BARATOS, UNA VIVIENDA MODESTA CUESTA EL DOBLE DE LO QUE NOS OTORGAN»

Además, la vecina sostuvo que les queda un millón para construir viviendas de entre 50 y 65 metros cuadrados, debido a que se trata de familias con ingresos de entre 20 mil y 50 mil pesos. «Son viviendas modestas que hoy cuesta dos millones de pesos construir; incluso con los porcelanatos, albañiles y arquitectos más baratos. Una vivienda modesta cuesta el doble de lo que nos otorgan». Cabe destacar que el incremento de los costos les impide cumplir con el 55% de la construcción requerida para el tercer desembolso del préstamo, reclamo que presentaron ante el Banco Hipotecario y lograron reducir a un 40%. «Con el dinero del crédito a duras penas llegamos al 50% de la construcción», sostuvo Estela, otra de las vecinas.

Otro de los reclamos presentados de forma colectiva ante el Comité del Pro.Cre.Ar. apuntó a la ampliación del plazo de gracia: «Teníamos seis meses a partir de recibir el último desembolso hasta empezar a pagar el préstamo. Pero si no tenemos la casa terminada, no podemos mudarnos y alquilamos. Entonces, eso lo ampliaron a doce meses», explicaron los vecinos.

Sin embargo, una demanda aguarda la resolución por parte de la Secretaría de Vivienda de la Nación a cargo de Kerr: un monto complementario de 800.000 pesos más para la culminación de las obras. El gobierno nacional sostuvo que podrían otorgarlo a partir de un préstamo de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA): «El UVA es una estafa. Ya se demostró que es un producto que no da resultado. ¿Cuántas familias se han fundido? Kerr no nos dio ninguna ayuda de nada. Lo único que nos ofreció fue un producto bancario que ya se demostró que es una estafa», opinó Eugenia. «Ya sabemos que ese tipo de crédito te funde. La respuesta es una vergüenza», afirmó Gerardo, otro de los afectados.

«Lo único que les pedimos es que nos respeten las condiciones crediticias por las cuales firmamos. Es un crédito Bicentenario con una tasa en pesos. Ellos violan ese contrato y nos ofrecen un complementario en UVA»

«Lo único que les pedimos es que nos respeten las condiciones crediticias por las cuales firmamos. Es un crédito Bicentenario con una tasa en pesos. Ellos violan ese contrato y nos ofrecen un complementario en UVA», manifestó Eugenia. Los vecinos organizados no descartan llevar adelante otras medidas en el fuero civil ante el incumplimiento contractual y el retraso: «Nos dejan sin la posibilidad de construir nuestras casas, y la plata la tienen. Es una decisión política. Tienen dinero para entregar muchos créditos más», concluyeron.

En abril de este año llevaron adelante escraches contra el gerente del Banco Hipotecario, Luis Alfredo Odo, y la gerencia del Área de Desarrollos Urbanísticos, Paola Tepper, debido a la demora para instrumentar los créditos. Durante una jornada ocuparon la sede del banco local. Los funcionarios no dieron respuesta inmediata y recurrieron a las fuerzas policiales.