Los trabajadores del Teatro Argentino vuelven a las calles este martes para reclamar respuestas al gobierno provincial sobre el serio proceso de vaciamiento que atraviesa la histórica institución bonaerense. La precarización laboral y la falta de personal se combinan con el deterioro edilicio y la falta de inversión en producción, algunos de los problemas que han puesto en jaque el funcionamiento de uno de los principales espacios culturales de Buenos Aires.

«Se decidió marchar al Ministerio de Trabajo de la provincia, la sede de 7 y 40, como parte de nuestro plan de lucha que desde hace varios meses estamos llevando adelante para visibilizar nuestra crítica situación. Tenemos un teatro cerrado, sin fecha de reapertura, con subejecución –o directamente sin ejecución– de las partidas presupuestarias y deplorables condiciones», dijo a Contexto Hugo Ponce, delegado interno de ATE en el teatro e integrante del coro estable.

ponce (ate): «Tenemos un teatro cerrado, sin fecha de reapertura, con subejecución –o directamente sin ejecución– de las partidas presupuestarias y deplorables condiciones».

El cuerpo de manifestantes que hoy protagonizará el reclamo a partir de las 11:30 hs se encuentra en estado de asamblea permanente debido a los reiterados reclamos por reapertura de paritarias, nombramientos para cubrir puestos de trabajo, entre otros, dirigidos al ministerio conducido por Marcelo Villegas. En el Teatro Argentino confluye la mano de obra de unas 850 personas.

En ese sentido, los trabajadores se concentrarán mañana en las inmediaciones del teatro y marcharán para reclamar la «inmediata reanudación de las obras de remodelación del teatro, mejora de las condiciones de trabajo, sanción de planteles básicos y estructuras, mayor presupuesto y programación», entre otros puntos.

«Hay que entender que en su mejor momento el teatro ha llegado a tener temporadas de siete, ocho óperas diferentes a lo largo del año. Un número similar de ballet, conciertos sinfónicos, con un trabajo a pleno de sus cuerpos artísticos y técnicos. Hoy apenas logramos cubrir una obra en todo el año. Los talleres de producción propia están inactivos, el sector de mantenimiento, con nueve compañeros teniendo que hacerse cargo de todo el teatro», agregó Ponce.

En el último mes fueron varias las medidas de lucha que el conjunto de trabajadores de los distintos espacios del teatro encabezaron en reclamo directo tanto a María Eugenia Vidal como al ministro de Gestión Cultural bonaerense, Alejandro Gómez. Desde intervenciones en la fachada del edificio hasta obras de teatro completas abiertas al público, al aire libre en las inmediaciones del lugar.

Ponce: «Los talleres de producción propia están inactivos, el sector de mantenimiento, con nueve compañeros teniendo que hacerse cargo de todo el Teatro».

En tanto, la asamblea que hoy marchará hacia la sede ministerial de Trabajo nombró «persona non grata» a Martín Bauer –director general artístico– y a Claudio Montemurro –director general–.

Desde la comisión que representa a todos los cuerpos de trabajo vienen pidiendo una reunión con Gómez, algo que les fue negado en todo momento. En los encuentros que tuvieron con Bauer no tuvieron respuestas concretas a los reclamos.