Los reclamos del sector público a María Eugenia Vidal no cesan, en este caso desde la salud bonaerense. Es que los trabajadores del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata volvieron a denunciar falta de insumos y fallas en instrumentos esenciales para tratar distintas patologías. Estos problemas ya habían sido advertidos en ocasiones anteriores.

Según comunicaron desde la CTA Autónoma, en el área de gastroenterología del hospital advierten que «hace dos meses no funciona un endoscopio que es esencial para tratar distintas patologías gastroenterológicas, por ejemplo, patologías de urgencia como sangrados gástricos o cuerpos extraños».

«Estamos en estado de alerta. desde hace meses venimos denunciando la falta de medicamentos en la guardia. Más que nada productos como Ibuprofeno, Paracetamol, medicaciones para esta época del año»

«Estamos en estado de alerta. Desde hace meses venimos denunciando la falta de medicamentos en la guardia. Más que nada productos como Ibuprofeno, Paracetamol, medicaciones para esta época del año. En otros años se les ha podido dar la medicación a los padres de los niños para que continúen los tratamientos. La escasez, sin dudas, se dio a partir de haber recibido el presupuesto más bajo en el sector desde la década del ochenta prácticamente», dijo a Contexto Luis Romero, referente de ATE en el Hospital de Niños.  

Desde el Sor María Ludovica señalaron que, debido a la falta de insumos, muchos de los pacientes no pueden ser atendidos y deben ser derivados al Hospital Posadas de El Palomar y al Hospital El Cruce de Florencio Varela. Estos problemas llevaron a que esta semana compartieran una medida de protesta con trabajadores del Hospital San Martín, que atraviesan una situación similar.

«La falta de mantenimiento también comenzó a hacer estragos, el derrumbe de una parte del cielorraso y la sala de infectología cerrada. En plena crisis y en pleno invierno, saltaban las térmicas y no se podía sostener el funcionamiento del establecimiento. A eso se suma el posible cierre del Jardín Maternal porque va a ser rematado», agregó Romero.

«La falta de mantenimiento también comenzó a hacer estragos, el derrumbe de una parte del cielorraso y la sala de infectología cerrada»

La devaluación del peso ante la disparada del dólar también tuvo su efecto en los insumos hospitalarios, ya que los costos de medicación se incrementaron y el presupuesto pautado para este año no contempló ese fenómeno. «Además, después de las elecciones se acrecentó la falta de comunicación entre el Ministerio y los gremios de trabajadores. El gobierno ya tiene la sensación de que se está yendo de esta gestión y no tienen voluntad para resolver estas cuestiones», agregó el delegado de ATE.

Mientras tanto, los reclamos también se hacen sentir por las deudas de la obra social IOMA con las farmacias de la provincia, que ahora amenazan con dejar de atender a través de ese servicio. «El convenio ya plantea plazos muy largos que están pensados para una situación sin inflación. Encima, no cumplen con los pagos. La Plata concentra entre un 35% y un 40% de la prestación provincial total», señaló Alejandra Gómez, titular del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, y alertó: «Hay farmacias con las cuentas cortadas en las droguerías, lo que les impide reponer medicamentos».