La provincia de Buenos Aires registró, en el último informe del INDEC sobre el mercado laboral, los peores indicadores del país. El territorio gobernado por María Eugenia Vidal tuvo, en el segundo trimestre del año, unos 845.000 desocupados, si se suman los cinco aglomerados bonaerenses que releva el instituto estadístico. 

La región más castigada a nivel nacional por la desocupación fue Mar del Plata, con 13,4%, seguida por Gran Córdoba (13,1%), Partidos del Gran Buenos Aires (12,7%), Salta (12,7%) y Santa Rosa Toay (11,2%). 

Con excepción de Bahía Blanca (9,5%), los aglomerados bonaerenses se ubicaron por encima de los diez puntos porcentuales. La Plata, con 10,5%, se ubicó en octavo lugar, y San Nicolás (10,3%) en décimo lugar. 

En cantidad de personas, los aglomerados de la provincia de Buenos Aires suman casi seis millones de trabajadores ocupados (5.969.000). De ese total, 1,2 millones son ocupados que buscan activamente otro empleo, y cerca de un millón de personas son subocupadas (trabajan menos de 35 horas semanales). 

En resumen, el 37,5% de las personas que tienen trabajo en la provincia no cubre 35 horas de trabajo semanales o busca complementar su salario con otro empleo. 

Por otro lado, la población económicamente activa de los aglomerados urbanos bonaerenses relevados por el INDEC suman unas 6.820.000 personas en condiciones de trabajar. De ese total, casi la mitad (45%) tiene problemas de empleo (desocupados, ocupados demandantes o subocupados).