Desde la Junta Interna de ATE y CICOP, trabajadores del Hospital Interzonal de Agudos General San Martín de La Plata denunciaron, en una carta abierta, el abandono por parte del gobierno provincial.

Según detallaron, la salud pública atraviesa una «situación crítica» y, en el caso particular de ese hospital, «hoy no están dadas las condiciones mínimas para la atención de nuestros pacientes». 

«Un relevamiento conjunto sobre los insumos en el hospital ha detectado problemas en el suministro por parte de los proveedores con caídas de licitaciones y órdenes de compras», dijeron en el documento. 

También alertaron: «La suspensión de algunas cirugías programadas, el faltante de algunos insumos básicos como guías de suero, filtros para el manejo de la vía aérea, sábanas, guantes, etc., han sido moneda corriente luego de la última devaluación». 

En ese marco, consideraron necesario «revertir rápidamente esta situación» a través de partidas presupuestarias extraordinarias desde el gobierno bonaerense y el Ministerio de Salud. A la falta de insumos se suman, según los trabajadores, los problemas de infraestructura y de recursos humanos. 

«Venimos reclamando una partida de 8 millones de pesos que ya debería haber llegado al hospital para la reparación de la sala de salud mental que hoy funciona en condiciones deplorables», denunciaron, y añadieron: «El viernes pasado tuvimos que suspender las internaciones en clínica médica por desborde del sistema cloacal del pabellón Rossi». 

En el plano laboral, manifestaron que luego de la corrida cambiaria los salarios fueron «pulverizados», por lo que reclaman la reapertura urgente de negociaciones paritarias. «También existen cientos de cargos desvirtuados, cargos y funciones concursadas sin resolver, becarios que aún no han regularizado su situación y la demora de la puesta en marcha del nuevo reglamento de residentes», explicaron. 

«Nos solidarizamos con la población que son quienes hoy más padecen esta crisis del sistema público de salud, y al mismo tiempo redoblamos nuestros esfuerzos para garantizar la atención de la población y la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores y usuarios del sistema», concluye el comunicado.