A los múltiples reclamos laborales de diversas áreas de trabajo del distrito de La Plata, se sumó esta semana el conjunto de empleados del ex Zoológico de la ciudad –actual Bioparque en desarrollo–. Desde el sector exigieron respuestas a diversos problemas, como la falta de insumos de trabajo, la insuficiencia de los salarios e inconvenientes con los animales que han sido trasladados y los que aún permanecen en el predio.

«No nos alcanza para vivir y llegar a fin de mes. Estamos la mayoría endeudados por esta situación. A eso se suman los reclamos más particulares. Por atraso del pago a proveedores, no está llegando pasto, fardo verde, y hay muchos monotributistas que viven solo del ingreso que permite cuidar a los animales que aún quedan», expresaron desde el colectivo de empleados.

«Lo que nosotros reclamamos es un aspecto más de todo el conflicto general en que se encuentran los trabajadores municipales»

«Lo que nosotros reclamamos es un aspecto más de todo el conflicto general en que se encuentran los trabajadores municipales. Hay que tener en cuenta que un empleado municipal con quizás veintitrés años de servicio cobra 13.000 o 14.000 pesos bajo régimen de treinta horas semanales. Al mismo tiempo, el Bioparque sigue cerrado y no sabemos qué va a pasar después, cómo va a funcionar», dijo a Contexto Luis Gallizzi, trabajador del establecimiento.

Cabe señalar que, en la transición de Zoo a Bioparque, el predio fue cerrado y no volvió a haber lineamientos claros sobre cuál será el esquema a futuro. El fallecimiento de la elefanta Pelusa –que tuvo una fuerte repercusión mediática– a mediados de 2018 generó un antes y un después en el lugar.

A esto se suma el pedido de pases a planta permanente y bonos, y el reclamo ante la falta de indumentaria básica, como botas y guantes para los cuidadores de animales, quienes todavía deben realizar su tarea para las especies que no pueden ser retiradas por diversas razones del lugar.

«Hay animales que ya son viejos y no pueden ser movilizados, pumas que son viejos, o están en preservación o reproducción. Cóndores, guacamayos, dos chimpancés que también son viejos. Van a quedar y hay que cuidarlos, y eso requiere inversión», agregó Gallizzi.

Mientras tanto, las miradas están puestas en la figura de Marcelo «Chuby» Leguizamón, secretario de Espacios Públicos y Gestión Ambiental dentro de la órbita de la Municipalidad de La Plata, donde el intendente Julio Garro todavía debe dar respuesta a los cientos de trabajadores de la Comuna en pleno escenario de protesta.

los trabajadores han denunciado irregularidades en el manejo de animales que han sido trasladados y no se sabe a dónde ni en qué condiciones.

Por otro lado, los trabajadores han denunciado irregularidades en el manejo de animales que han sido trasladados y no se sabe a dónde ni en qué condiciones. «El Bioparque se puede abrir y crear educación. Ya quedó atrás el concepto de zoológico para encerrar animales. Ahora puede utilizarse para impartir educación ambiental», agregaron.

Por lo pronto, un grupo de trabajadores en representación de los más de cien empleados del ex Zoo decidieron protestar este jueves cortando la intersección de 52 y 118. El próximo lunes volverán a realizar una asamblea en el predio para decidir cuáles serán los pasos a seguir.