En medio del vaciamiento por parte del gobierno de María Eugenia Vidal que vienen denunciando, los trabajadores y trabajadoras del histórico Teatro Argentino representaron sus obras de ballet y ópera en la explanada de 9 y 51, donde asistió una multitud.

La función artística de protesta que llevaron a cabo los cuerpos de Ballet, el Coro y la Orquesta Estable puso en escena el drama laboral que atraviesan los empleados y empleadas del espacio cultural más importante de la provincia de Buenos Aires

Esta crisis generalizada tiene distintas aristas. Por un lado, las condiciones edilicias son pésimas por la falta de mantenimiento y reparaciones, a lo que se suma el abandono de las obras de infraestructura más grandes por parte de las autoridades del Teatro y del Ministerio de Gestión Cultural.

A su vez, la programación artística se encuentra paralizada. Muestra de ello es que su sala central, la Ginastera, está cerrada desde 2017. La gestión modificó sus butacas pero el escenario está dañado y sus arreglos abandonados. También hizo trabajos en la fachada del edificio, pero a nivel estructural la crítica situación es la misma.

«Queremos volver a producir, a trabajar, que el Teatro vuelva a ofrecer al público óperas, ballet, que se terminen las obras en el escenario y que se arreglen la calefacción y el aire acondicionado», sintetizó a Contexto Julio Ricciardi, delegado gremial de ATE y trabajador en el Taller de Escultura del Teatro.

La actividad, denominada «Salvemos el Teatro Argentino de La Plata», visibilizó la falta de funcionamiento del sistema de calefacción y aire acondicionado. Así, se vuelve compleja la permanencia en el lugar para los y las artistas, el personal y las y los talleristas, sobre todo en los cuatro pisos del subsuelo, donde hay filtraciones, humedad y bajísimas temperaturas.

El enorme edificio, que ocupa toda una manzana, tiene nueve niveles: cuatro subsuelos y cinco pisos. Para toda esa extensión solo hay nueve personas para hacer la limpieza diaria.

La Comisión representa a todos los sectores que vienen pidiendo una reunión con el ministro Alejandro Gómez, algo que les fue negado en todo momento. En los encuentros que tuvieron con el director artístico, Martín Bauer, no tuvieron respuestas concretas a los reclamos.

El pedido recibió el apoyo de la candidata a intendenta local del Frente de Todos, la diputada provincial Florencia Saintout. Para la dirigente, «este es un plan de vaciamiento de lo público». No obstante, agregó: «Tenemos que saber que hay que ir por otro camino, claramente». Desde su red social, la actriz Florencia Peña también exigió que se mejore la situación de la comunidad artística del lugar.