El presidente Mauricio Macri manifestó la voluntad del gobierno de discutir la prórroga hasta 2022 de la emergencia alimentaria propuesta por la oposición conjuntamente con movimientos sociales y sindicales. Lo hizo durante una actividad en Santa Fe en la que manifestó: «Si quieren ampliar o cambiar el proyecto, estaremos disponibles». 

Las declaraciones de Macri llegan en una jornada en la que los movimientos sociales comenzaron una nueva jornada de manifestaciones en la capital federal para pedir el impulso de la medida a fin de ampliar las partidas presupuestarias en materia alimentaria y reclamar la apertura de programas sociales para paliar la crisis económica. 

El jueves, los principales bloques opositores buscarán sancionar la emergencia alimentaria dispuesta por decreto en 2002 y prorrogarla hasta diciembre de 2022.

El principal eje de la propuesta es la ampliación como mínimo de un 50% del presupuesto nacional destinado a políticas públicas alimentarias y una revisión de esas partidas de carácter trimestral. 

«Concierne al Estado Nacional garantizar en forma permanente y de manera prioritaria al derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria y nutricional de la población de la República Argentina, según lo establece la Ley 25.724 que crea el Programa de Alimentación y Nutrición Nacional», fundamentaron los distintos bloques que consensuaron el proyecto. 

Sin embargo, la mirada de Macri fue distinta: a pesar de manifestar la disposición del gobierno a debatir la prórroga de la emergencia, sostuvo que «Carolina Stanley está siempre ayudando a aquellos que tienen la obligación primaria, que son los gobernadores. Estamos siempre para asistirlos». 

En la sesión especial convocada para el jueves, la oposición deberá conseguir el voto de dos tercios de los diputados presentes en caso de conseguir quorum. Además de los bloques más representativos nucleados en el esquema del Frente de Todos, los diputados que responden al candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, también asistirán y acompañarán la medida, posiblemente con un proyecto propio. 

Desde el oficialismo, la postura de Macri se suma a la de algunos legisladores del interbloque Cambiemos dispuestos a habilitar la discusión y la aprobación del proyecto.