Los gremios docentes de La Plata realizaron este viernes una clase pública en las puertas de la Jefatura Distrital, donde reclamaron una «reunión urgente» con las autoridades de esta dependencia para tratar una serie de demandas educativas. «Lamentamos la desidia y ausencia del gobierno», advirtieron.

Las entidades denunciaron las pésimas condiciones edilicias de las escuelas, la falta de cargos docentes y auxiliares, la falta de mobiliario y artículos de limpieza, y exigieron un aumento salarial por la devaluación, mayores cupos para los comedores escolares, y que se declare la emergencia alimentaria.

«Es un delirio que el presupuesto para limpiar cada escuela sea de 120 pesos por mes»

Los referentes gremiales del Bloque Sindical de Educación La Plata (AMET, ATE, FEB, SOEME, SUTEBA y UDOCBA) encabezaron la protesta en el ingreso a la Jefatura (43 e/ 4 y 5), donde hablaron frente a integrantes de distintas comunidades educativas. «En La Plata hay más de cien servicios educativos en primarias y solo tres inspectoras desde hace más de un año. Eso es el retiro del Estado y lo poco que importa lo que ocurre en las escuelas», planteó Patricio Villegas, secretario general de Suteba La Plata, uno de los expositores.

Los gremios entregaron una nota donde expresaron su «preocupación» respecto de la situación del sistema educativo público y exigieron la convocatoria a una reunión en el marco de la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD), instancia donde participan sindicatos, el Consejo Escolar, el Municipio y la Dirección General de Cultura y Educación. La última se llevó a cabo en mayo.

«Es un delirio que el presupuesto para limpiar cada escuela sea de 120 pesos por mes», señaló Villegas. Apuntaron también que no es suficiente el aumento del 20% en dos veces que otorgó la gobernadora Vidal a los cupos de los comedores escolares, mientras la crisis social provoca que cada vez más estudiantes se alimenten en las escuelas por las penurias económicas que atraviesan las familias, más aún después de la devaluación.

En este sentido, pidieron que se declare la emergencia alimentaria, un reclamo que sostuvieron a lo largo de la semana las organizaciones sociales y al que se sumaron la oposición nacional y provincial, la CGT, la Iglesia y los gobernadores peronistas.

Indicaron que, según un relevamiento, «en mayo de 2018 la cantidad de cupos era de 19.700, y más de un año después, eran los mismos a pesar de la agudización de la crisis social».

«en mayo de 2018 la cantidad de cupos era de 19.700, y más de un año después, eran los mismos a pesar de la agudización de la crisis social»

Por otro lado, los sindicatos pusieron sobre la mesa la necesidad de que Provincia convoque a un mesa técnica salarial para recomponer los ingresos en medio de la fuerte inflación que incide con mayor énfasis en los alimentos, como efecto de la devaluación pos-PASO.

El reclamo fue un día después del paro nacional docente al que convocó Ctera en solidaridad con los docentes de la provincia de Chubut, agredidos por una patota del gremio de los petroleros mientras reclamaban salarios adeudados por parte del gobierno provincial.