Por Rocío Cereijo

El médico sanitarista y ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, manifestó su preocupación ante la falta de depósitos de salarios de los trabajadores de Salud bonaerenses, que se extendió durante toda la mañana. La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires – CICOP difundió su repudio ante «este accionar del gobierno provincial que, una vez más, somete al destrato y discriminación a quienes día a día sostenemos con esfuerzo y con condiciones de enorme precariedad el sistema de salud». Los pagos fueron realizados pasado el mediodía.

Desde el gobierno de María Eugenia Vidal difundieron que la ausencia de pagos se trata de un retraso administrativo del Banco Provincia. Sin embargo, Gollán manifestó que se relaciona con los anuncios realizados por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el viernes: «Como la provincia tiene el dinero en bonos en pesos a corto plazo, solo se puede rescatar el 15% del total». Además, agregó que «todos suponíamos, cuando conocimos esta noticia y teniendo en cuenta que Lacunza viene de ser ministro bonaerense, que se iba a arreglar el tema salarial, que de alguna manera iban a sacar dinero». 

Gollán: «Como la Provincia tiene el dinero en bonos en pesos a corto plazo, solo se pueden rescatar el 15% del total».

Esta situación se agrega a lo denunciado por la Fundación Soberanía Sanitaria la semana pasada: «La reciente devaluación ha redundado en la falta de precios de referencia y en el aumento del precio de productos médicos, como medicamentos, descartables y prótesis». 

Leer también: Falta medicación y suspenden cirugías en hospitales por la devaluación

El ex ministro de Salud manifestó su preocupación producto del encarecimiento progresivo de los productos médicos que están en dólar. En este sentido, dijo que, si bien la problemática se padece desde la asunción de este gobierno, en la actualidad hay una situación de cese de la cadena de pagos. «Se ha cortado la cadena de pagos, los proveedores no aceptan entregar si no es con contado efectivo, cosa que el Estado no puede hacer porque los mecanismos administrativos no se lo permiten: ya sea por compras directas o por licitaciones, no puede hacerse este tipo de transacciones inmediatas». 

Asimismo, Gollán agregó que la problemática afecta tanto al sector público como al privado: «Uno va a los hospitales y encuentra que están faltando insumos vitales, como suero fisiológico, reactivos, elementos quirúrgicos para suturas y distintos tipos de insumos para cirugía. Es decir, se están reprogramando cirugías programadas por falta de insumos. Estamos en un punto crítico donde los escasos stocks que había en los hospitales se están terminando». 

El martes pasado, en el hospital Belgrano de San Martín se realizó una manifestación pública en la calle por este motivo: «No se puede trabajar sin insumos. En varios hospitales, desde los sectores de enfermería y también desde el sector médico han presentado ante la Justicia recursos para cubrirse ante presuntos juicios que se les puedan hacer a los profesionales por mala praxis. Porque no es responsabilidad de ellos, no tienen cómo trabajar», expresó el médico sanitarista. 

Finalmente, en relación con la falta de vacunas, Gollán explicó que las compras debe realizarlas el gobierno nacional a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud. «Es un fondo que permite comprar catorce de las veinte vacunas que están en el programa nacional a precios significativamente inferiores a lo que se puede comprar si se compra como Estado subnacional. Es decir, no pueden comprar las provincias a través de ese fondo ni los municipios, mucho menos particulares». La compra para una situación de emergencia encarece este recurso y no permite el beneficio de descuentos de más del 20%.