En su día, el sector industrial no tiene grandes motivos para celebrar. Las altas tasas de interés, los problemas en la cadena de pago y el desplome del consumo complejizan el panorama para la producción. La caída del empleo y de la capacidad instalada de las fábricas son muestra de ello. Incluso amplios espacios dentro de la dirigencia fabril, defensores del modelo tiempo atrás, criticaron con dureza los resultados de la política económica del gobierno nacional.

Este fue uno de los sectores más castigados en los últimos cuatro años, situación que se puede observar desde distintos focos. Uno de ellos es la cantidad de empresas en función. Desde Proyecto Económico, equipo técnico de economistas que conduce la diputada Fernanda Vallejos (FpV-PJ), aseguraron en un informe que, de acuerdo con datos oficiales de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), entre 2016 y 2019 bajaron sus persianas 4.074 empresas industriales, equivalente al 7,29% del total.

«los empresarios están decepcionados con Macri, su gestión es mala. Él decidió darle la espalda a la industria»

El descenso en la cantidad de trabajadores registrados en el sector industrial es otro punto que expresa el declive. En junio de 2015 había en Argentina 1.257.850 personas trabajando en relación de dependencia. En junio de 2019, esta cifra alcanza a 1.137.617. «En estos cuatro años con Cambiemos se perdieron en Argentina el 10% de los empleos industriales de la economía», apuntaron desde Proyecto Económico.

De acuerdo con los últimos datos del INDEC, correspondientes al mes de junio, la producción industrial cayó tanto a nivel interanual (–6,9%) como en la medición con respecto al mes anterior (–1,8%). Asimismo, en los primeros seis meses de 2019 el indicador acumuló una merma del 9,4% interanual. De la mano del inicio y profundización de la recesión desde la corrida cambiaria de abril de 2018, el Índice de Producción Industrial manufacturero (IPIm) acumuló catorce meses consecutivos en caída.

Hay rubros donde la crisis golpea con mayor dureza. En junio, la actividad automotriz lideró la tendencia negativa del IPIm con –29,1% en la interanual.

Otro dato que refleja el crítico momento del sector es el nivel de utilización de la capacidad instalada, que en junio se derrumbó a 59,1%. Aquí también el peor resultado fue para la industria automotriz, que usó apenas el 34%. Según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), en julio las terminales produjeron 21.646 unidades, un 9,5% menos respecto de junio y 47,8% por debajo del volumen registrado en igual mes del año pasado, cuando se produjeron 41.450 unidades. En el acumulado de los primeros siete meses del año, el volumen de producción fue 35,6% menor al del mismo periodo de 2018.

Por su parte, desde la Confederación de la Mediana Empresa, en su último informe sobre el panorama de la industria pyme señalaron que la producción de las pymes industriales cayó 6,1% en julio frente al mismo mes de 2018. «En el año, la industria pyme acumula un descenso promedio de 7,9%, cuando se compara con la producción realizada entre enero y julio del 2018», indicaron desde la entidad empresaria.

«Otro dato que refleja el crítico momento del sector es el nivel de utilización de la capacidad instalada, que en junio se derrumbó a 59,1%»

Por otro lado, los miembros de la Unión Industrial Argentina (UIA) se reunieron ayer al mediodía en un almuerzo en la sede de la entidad en Avenida de Mayo, donde Macri no asistió y sí lo hizo su ministro de Producción, Dante Sica. José Urtubey, dirigente de la UIA, fue duro con el presidente al afirmar luego de ese convite que «los empresarios están decepcionados con Macri, su gestión es mala. Él decidió darle la espalda a la industria». Y agregó que los anuncios del domingo para contener el dólar «demuestran el fracaso del modelo económico de Macri».

El apoyo político a la industria

Desde el arco político, distintos dirigentes y candidatos opositores se manifestaron en las redes en favor de un «modelo de producción» como contracara de la «especulación financiera».

Ese fue el mensaje del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, quien escribió en Twitter que «entre quienes especulan y quienes producen, estamos con los que producen». Saludó a los trabajadores y empresarios y les expresó su compromiso para «levantar las persianas de las fábricas» y «poner a la Argentina de pie».

Por último, el diputado nacional y dirigente de la UIA, Oscar Ignacio de Mendiguren, apuntó contra Macri y dijo que «un Presidente que no entiende el papel que cumple y tiene que cumplir la industria, es un Presidente que no entiende cómo tiene que ser el desarrollo».