Tanto la Corriente Clasista y Combativa (CCC) como Barrios de Pie advirtieron que durante junio y julio los comedores y merenderos que tienen en Berisso no recibieron la asistencia necesaria, complicando así su funcionamiento en un contexto en el que cada vez más vecinos y vecinas asisten a estas instituciones. Mientras tanto, en agosto la Comuna aplicó una modalidad de «goteo».

«En los últimos dos meses la gestión de Jorge Nedela decidió no entregar mercadería a los distintos comedores y merenderos comunitarios de la ciudad. Es un grave hecho, ya que la situación alimentaria y social que se vive tanto en la ciudad como en la provincia y el país es sumamente alarmante», explicó Cristian Medina, referente de Barrios de Pie.

«Esto es una muestra nueva de la insensibilidad de este Gobierno, que trata de llevar esa mercadería que hace falta en los barrios para ser utilizada en épocas electorales»

Desde los movimientos sociales advierten que, más allá de la discontinuidad en la entrega de alimentos, la cantidad resulta insuficiente. Según detallaron a Contexto desde la CCC, la asistencia de Nedela solo alcanza a cubrir un 20% de la demanda. «El otro 80% nos tenemos que rebuscar para que los chicos y los grandes puedan comer por lo menos una vez por día», explicó a Contexto José Caraballo, referente de la CCC. «Esta es la situación que tenemos con el gobierno de Macri, Vidal y Nedela», consideró.

En este marco, las organizaciones exigen que no solo Nación avance con la emergencia alimentaria, sino también la Comuna de Berisso. «Hay una situación de hambre que está creciendo terriblemente, todos los días tenemos jubilados nuevos, madres con chicos, embarazadas. El trabajo es cada vez menos», explicó Caraballo.

«Nosotros tenemos en un comedor 150 raciones. Y en los últimos días viene creciendo: debe haber ya 260 raciones entre chicos y grandes», ejemplificó.

«Necesitamos que llegue más mercadería, en calidad, cantidad y variedad, ya que los pibes están comiendo cada vez peor»

Ante la incógnita de qué pasó durante junio y julio con lo que debía entregarse, desde Barrios de Pie cargaron duro contra Nedela y lo acusaron de retener los alimentos. «Hay un acopio de comida de la gestión berissense. Esto es una muestra nueva de la insensibilidad de este gobierno, que trata de llevar esa mercadería que hace mucha falta en los barrios de nuestra ciudad para ser utilizada en épocas electorales como si fuera a revertir el resultado aplastante en las PASO», sostuvo Medina.

En este marco, las organizaciones exigen que se concrete en hechos la Ordenanza de Soberanía Alimentaria, aprobada el año pasado por el Concejo Deliberante, la cual establece la creación de una mesa de trabajo para poder hacer relevamiento sobre la situación de los diferentes barrios y así avanzar en políticas para paliar la situación. «Necesitamos que llegue más mercadería, en calidad, cantidad y variedad, ya que los pibes están comiendo cada vez peor», concluyó Medina.