En su primera aparición pública después de las PASO –y de los anuncios del gobierno sobre la deuda–, Cristina Kirchner presentó ayer Sinceramente en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata. Estuvo acompañada por la fórmula bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof y Verónica Magario, y por la candidata a intendenta por la misma fuerza, Florencia Saintout, quien ofició doblemente de anfitriona, como dirigente local y como exdecana de esta casa de altos estudios.

Durante una hora y media, la senadora nacional y candidata a vicepresidenta analizó los resultados de las primarias y criticó a Mauricio Macri por conducir al país a la actual crisis económica. «Ser candidata a vicepresidenta me dio otra mirada, yo ya estoy, ahora es lo que viene, las nuevas generaciones, es la historia, es otra cosa, y todos tenemos que saber el lugar que tenemos que ocupar allí, para ayudar a cambiar esto», observó.

cristina kirchner: «en 2009 No se nos ocurrió decir ‘lo votaste a fulanito, ahora vas a ver. Te voy a subir el dólar, te voy a subir esto o lo otro’. No, eso no se hace. no es de buen ser humano».

De cara a lo que viene, llamó a que el destino del país «no sea el péndulo permanente» entre las políticas proteccionistas de su gestión y las de libre mercado de Cambiemos: «Espero que estas recetas neoliberales que nos metieron en la cabeza no vuelvan nunca más. Intentemos en serio tener un proyecto de país que sea perdurable y que sea viable, eso es lo importante».

Junto a CFK, en la mesa ofició como moderador el escritor y periodista Marcelo Figueras, como lo hace habitualmente en las visitas a distintos puntos del país para presentar su libro, que rápidamente se convirtió en éxito de ventas y en motivo para que apareciera públicamente en el marco de la campaña.

Frente a ellos, en la primera fila junto a Kicillof, Magario y Saintout, estuvieron con sus pañuelos blancos las madres de Plaza de Mayo Herenia Sánchez Viamonte y Elsa Pavón; la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; y el ex director técnico de la Selección Argentina, Alejandro Sabella.

Más atrás presenciaron el acto los intendentes Mario Secco (Ensenada) y Gustavo Barrera (Villa Gesell), los candidatos a intendentes Fabián Cagliardi (Berisso) y Edgardo Depetri (Lanús), los ex precandidatos a intendente platenses Victoria Tolosa Paz, Luis Arias, Guillermo Escudero y Federico Martelli, los diputados nacionales Carlos Castagneto y Leopoldo Moreau, el dirigente peronista Julio Alak y el exjuez Carlos Rozanski.

Hubo también referentes de organizaciones sociales, políticas, sindicales, dueños de medios, empresarios pymes y autoridades e investigadores universitarios. La ex jefa de Estado también reprodujo alguna de sus frases en sus redes sociales:

El acto fue en el flamante salón Auditorio de la Facultad. Afuera, sobre una amplia explanada de pasto, miles de personas vieron y escucharon por una pantalla. Hubo familias, jóvenes y adultos mayores; banderas argentinas y otras con el rostro de la exmandataria. Todo el barrio Mondongo, pegado al Bosque de la capital bonaerense, comúnmente poco transitado, lució desde el mediodía con puestos de ropa y comida y largas colas de autos sobre las calles adyacentes.

Cristina Kirchner llegó el viernes de Cuba, donde visitó a su hija Florencia, quien se encuentra en La Habana por un tratamiento médico por una obstrucción linfática. Sus últimas palabras públicas habían sido el domingo de las PASO, cuando se comunicó con la población a través de un video grabado.

«El resultado de las PASO y lo que está pasando en la economía son el resultado de la política que llevó a cabo este gobierno», destacó este sábado, y cargó contra Mauricio Macri por haber responsabilizado el 12 de agosto en rueda de prensa al electorado opositor por su aplastante derrota, mientras el dólar superaba los sesenta pesos.

«No se nos ocurrió decir ‘lo votaste a fulanito, ahora vas a ver. Te voy a subir el dólar, te voy a subir esto o lo otro’. No, eso no se hace. Esas cosas no se le hacen a la sociedad, no se le hacen a la gente, no es de buen ser humano, va más allá de ser mal presidente o dirigente, es de mal ser humano hacer esas cosas […] Hay que ser responsable y tener responsabilidad en la vida, cuando la gente te confiere el honor de que la representes hay que tener mucha responsabilidad», sostuvo la legisladora.

El discurso puso el eje en la reconstrucción del futuro económico. «Con todo lo que está pasando y lo que va a pasar, creo que va a ser inevitable que todos los sectores económicos se sienten a discutir en serio. Estamos ante una oportunidad histórica de poder hacerlo, pero tiene que haber voluntad y reconocimiento». También contrastó la realidad económica y social actual con la de sus gobiernos: «Con nosotros, las empresas que cotizan en Nueva York valían más de lo que valen ahora […] La gente tenía la vida organizada y los empresarios también. Hoy nadie sabe».

Figueras la consultó sobre su última publicación en Twitter, referida a la muerte de un hombre que fue brutalmente golpeado por el personal de seguridad de un supermercado Coto por haberse robado queso, aceite y chocolates. Ella dijo «estar segura» de que «una sociedad en donde el ingreso se distribuya mejor y donde haya menos miseria y pobreza, donde la gente tenga trabajo y los pibes estudien, estoy segura es mucho más segura».

Kicillof: «hay argentinos y argentinas que la están pasando mal. Les vamos a responder cómo lo vamos a hacer en el gobierno: con solidaridad, uno al lado del otro».

Hubo dos momentos para su emoción. Uno fue al principio, cuando Figueras le preguntó «¿Qué significa La Plata para vos?», y ella recordó su pasado como estudiante y militante con Néstor Kirchner. El otro fue cuando habló de su hija: «Lo de Florencia fue una cosa muy dura. Es una cosa muy dura para mí. No está tampoco él, que era su padre, y yo me siento responsable».

El llamado «periodismo de guerra», según definió un periodista de Clarín la disputa entre ese grupo y el último gobierno kirchnerista, fue otro fragmento de su intervención. «Una persona que es atacada está en permanente defensa, y cuando puede contraataca. Eso no nos hizo bien. El tono de enojo y crispación no fue bueno», reconoció. Asimismo remarcó el rol de «socios» que tuvieron los grandes medios con el gobierno durante los últimos años y destacó que «si no leías Página/12 o mirabas C5N, estaba todo bien».

Apoyo de Cristina Kirchner y Axel Kicillof a Florencia Saintout

Cuando terminó de hablar, firmó ejemplares de su libro y salió a un escenario montado frente a la multitud, junto a Kicillof, Magario, Saintout, Secco y Cagliardi. Cristina abrazó a Saintout como muestra de apoyo de cara a su enfrentamiento electoral con el actual intendente macrista, Julio Garro.

Las últimas palabras de la fresca tarde platense fueron de Axel Kicillof, quien goleó a María Eugenia Vidal en las PASO. Convocó a «trabajar y militar» para que cada vez más argentinos y argentinas elijan al Frente de Todos para construir la victoria el 27 de octubre. Y pidió un «gran aplauso» para Saintout y para la unidad del peronismo platense con el fin de que «la ciudad de La Plata esté en consonancia con la provincia y la nación».

Saintout: «Hoy la ciudad se movilizó. Estuvieron los que la conocen y los que nunca la habían escuchado. Esto es una muestra de lo que está pasando».

Por su parte, Saintout aseguró: «Es muy emocionante tener a Cristina en la ciudad. Los platenses siempre le vamos a agradecer todas las obras que hizo por la Universidad durante su gobierno».

«Hoy la ciudad se movilizó. Estuvieron los que la conocen y los que nunca la habían escuchado. Esto es una muestra de lo que está pasando», consideró Saintout, y agregó: «El acto terminó como una fiesta porque, en un momento tan doloroso como este, los platenses empezamos a ver la posibilidad de una salida».