El primer candidato a senador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos en la sección capital, Omar Plaini, dialogó con Contexto sobre las elecciones del 27 de octubre. El secretario general del gremio de Canillitas y ex diputado nacional criticó la gestión del gobierno y el accionar de los medios hegemónicos de comunicación a través de la divulgación de noticias falsas.

¿Qué balance puede realizar tras las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias?
El balance principal es la derrota contundente que ha tenido el gobierno. Era esperable, porque es muy difícil que a un gobierno le pueda ir bien con el trazado económico que diseñó el actual Ejecutivo nacional. Me refiero a la pérdida de 500 mil puestos de trabajo, tarifazos, la inflación, el endeudamiento, la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados, de alrededor del 20%. Todas fueron medidas en contra de las mayorías populares. Con lo cual era esperable que sucediera esto: que el gobierno fuera derrotado y de esta forma. Creo que hace tiempo que este gobierno está derrotado. 

¿Cómo van a trabajar de acá a octubre para mantener o mejorar el resultado en la región?
De la misma manera que venimos trabajando hasta el momento: yendo a los talleres, a las fábricas, a las empresas, a los barrios. Trabajaremos con el «boca en boca» permanentemente, como lo hicimos hasta ahora. Vamos a seguir llevando la esperanza de que otro país es posible y que esa esperanza se la va a dar, una vez más, el Frente de Todos, que es el peronismo junto con los diecinueve partidos que lo integran.

«Vamos a seguir llevando la esperanza de que otro país es posible y que esa esperanza se la va a dar, una vez más, el Frente de Todos, que es el peronismo junto con los diecinueve partidos que lo integran» 

En caso de mantener el resultado, ¿se prevé una articulación regional para impulsar la economía local?
Quienes van a estar más abocados a eso van a ser los candidatos a intendentes. Seguramente Florencia Saintout en La Plata, Fabián Cagliardi en Berisso y Mario Secco en Ensenada trabajarán en conjunto. En el caso mío, si me toca estar en el Senado, trabajaré en dirección a todas aquellas leyes que vayan en la planificación de un proyecto productivo.

En la región hay mucho por hacer. En La Plata, particularmente, está el cordón florifrutihortícola más importante. Hay que poner en funcionamiento los dos parques industriales, hay que trabajar sobre el aeropuerto, trabajar sobre dos grandes obras de infraestructura y aprovechar el puerto que tenemos y los astilleros.

«En La Plata está el cordón florifrutihortícola más importante. Hay que poner en funcionamiento los dos parques industriales, hay que trabajar sobre el aeropuerto y aprovechar el puerto que tenemos y a los astilleros»

¿Cuál tiene que ser el rol del sindicalismo de acá al 10 de diciembre?
Tiene que decir eso que decía Juan Perón, que nos identificaba a nosotros, que decía que los dirigentes sindicales eran «sabios y prudentes». Nosotros hemos sido muy prudentes, tal vez no tan sabios. Pero en esta oportunidad creo que también hemos sido muy sabios, porque no nos vamos a olvidar de lo que nos plantea el gobierno. Me parece que allí tenemos un enorme desafío.

¿Cree que puede llegar a tener algún impacto la movilización que llevó adelante el macrismo el sábado pasado?
Creo que son los manotazos de ahogado. Por ejemplo, hoy hay una gran movilización en la ciudad. Es impresionante cómo se han movilizado todos los movimientos sociales en reclamo ante la urgencia alimentaria y por el aumento de los planes. Es la desesperación de tener alguna chance en octubre, pero la realidad se vive hoy en las calles. 

Ha sido víctima de la llamada posverdad y ahora muchos de esos periodistas que difundieron noticias falsas retiraron su apoyo a Macri. ¿Cuál es su opinión al respecto?
El «Cirque du Solei» siempre está presente. Los malabaristas son los que están de turno. Ahora giran en el aire, hacen piruetas y se van a volver oficialistas, lo de siempre. Creo que eso está muy claro. En la democracia moderna vamos a tener que discutir en profundidad la información y la difusión. Es una realidad preocupante, porque genera opinión. Aunque muchos digan que no, el desinformar, el ocultar información o difundir datos falsos, genera opinión en la sociedad y eso suele tomarse. Entonces, en mi criterio, es una materia pendiente que debe abordar la democracia.