Con una conferencia de prensa, la CTA de los trabajadores denunció públicamente a la gobernadora María Eugenia Vidal y a su ex ministro de Economía, Hernán Lacunza –actual titular de Hacienda de la Nación– por la toma de deuda en provincia de Buenos Aires, que se acrecentó en los últimos tres años y medio en un 447%.

«Lo que está sucediendo es que la Provincia sigue con la actitud de endeudarse, con una mayoría de deuda en dólares, lo que ha implicado una carga adicional muy fuerte, y ese dinero, en lugar de ir a educación, salud y desarrollo social, en la crisis que estamos viviendo hoy, lamentablemente, se va a través de la especulación financiera y del pago de divisas», evaluó Roberto Baradel, titular de la CTA bonaerense y de gremio docente Suteba.

«ese dinero, en lugar de ir a educación, salud y desarrollo social, se va a través de la especulación financiera»

«Los números son impactantes, cómo endeudó el gobierno provincial a la provincia, y que ahora sí pasa a ser una pesada herencia para el próximo gobierno», apuntó el dirigente sindical. 

El informe, elaborado por el Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (IDESBA) de la CTA, titulado la «Deuda que nos deja la gobernadora Vidal», detalla que desde el inicio de su gestión hasta la fecha la deuda incrementó exponencialmente. Cuando en 2015 la provincia debía 122.085 millones de pesos, a junio de 2019 (fecha del último dato disponible) este número alcanzó unos 667.746 millones. En este marco, cuando la deuda per capita era de 7.328 pesos previo a su gestión, en 2019 pasó a 38.442.

Sin embargo, también cambió su composición. «Aumentó la deuda en moneda extranjera. Por lo tanto, con cada devaluación, la deuda se incrementa atada a la variación del tipo de cambio», detalló la CTA. Así, en 2015 solo el 58% se trataba de deuda, mientras que a 2019 subió a un 82%.

Más allá de esto, este número se vio fuertemente incrementado tras la devaluación de agosto, subiendo 161.432 millones (+31,9%). «Ese monto que equivale a 1,6 veces lo que el Estado provincial gastó en el primer trimestre de 2019 en servicios sociales fundamentales, tales como Educación y Cultura, Salud y Seguridad Social juntos», denunció la CTA.

«Esto significó en los tres años y medio de Vidal un recorte en el gasto público en áreas fundamentales, sobre todo en educación y en salud. Esos recursos se sacaron de esas áreas fundamentales y fueron a destinarse al pago de intereses de esa deuda que se contraía y al pago de los vencimientos. Y cada vez que se devalúa, al incrementarse la deuda este ajuste que se hace en el resto de las áreas va creciendo enormemente», detalló la coordinadora de IDESBA, Paula Belloni.

La devaluación registrada también tuvo su influencia en los pagos que se deben afrontar en los próximos años. Así, la «pesada herencia» que Vidal dejará para el próximo gobierno será una deuda con vencimientos entre 2020-2023 de más de 546.856 millones de pesos.

la «pesada herencia» que Vidal dejará para el próximo gobierno será una deuda con vencimientos entre 2020-2023 de más de 546.856 millones.

«La deuda no solo impacta para atrás, en el ajuste que se hizo sobre el gasto de la provincia para los acreedores externos, sino que también compromete –por eso le llamamos, ahora sí, pesada herencia– lo que la provincia pueda hacer de acá para adelante, fundamentalmente para la próxima gestión», destacó Belloni.

«Al haber tomado deuda a corto plazo, en los próximos cuatro años la provincia va a tener que hacer frente a 546 millones de pesos. Eso es más de la mitad del presupuesto 2019. La provincia en los próximos años se va a encontrar en una situación muy compleja producto del endeudamiento de la gestión de Cambiemos», agregó.