Mientras el escenario político se debate de cara a octubre con plena incertidumbre económica, los movimientos sociales no detienen la lucha en las calles. Centenares de columnas encabezadas por Barrios de Pie convocaron ayer a exigir medidas inmediatas contra el hambre en nación y provincia, con el foco puesto en Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Tanto en La Plata como en CABA, la organización popular se plantó para reclamar por la Emergencia Alimentaria debido a la delicada situación que sufren comedores y merenderos escolares de las zonas más castigadas del país y el territorio bonaerense.

En la ciudad de Buenos Aires, la movilización de Barrios de Pie se condensó junto a la marcha contra el gatillo fácil, también nutrida de decenas de organismos sociales y de derechos humanos, en repudio a la avanzada de la violencia policial durante la gestión de Patricia Bullrich.

«La pobreza no puede esperar a los tiempos electorales. Los comedores necesitan mayor asistencia, no pueden solucionarse los problemas con los desembolsos que anunciaron después del ‘lunes negro’ post PASO. Hubo medidas, como la quita del IVA, que terminan siendo absorbidas por la disparada cambiaria de la semana pasada. Entonces, se las termina devorando la realidad», dijo a Contexto Silvia Sarabia, referente de Barrios de Pie a nivel nacional.

En tanto, la organización barrial llevó adelante la protesta «ante la crisis económica y social que atraviesa el país y que golpea a los sectores populares», de acuerdo con un comunicado de la agrupación. Tras concentrarse en el Obelisco, luego se trasladaron hacia la cartera de Trabajo conducida por Carolina Stanley.

En la capital bonaerense, la marcha se inició en la Estación de Trenes y se dirigió hacia Plaza San Martín, y de allí al Ministerio de 55 entre 6 y 7. «Diariamente vemos cómo los comedores de los barrios son cada vez más concurridos por lxs pibxs e incluso familias completas, ya que, ante este contexto donde sabemos que golpea principalmente a los sectores más vulnerables del país, han quedado completamente olvidados por el Estado», anunciaron durante la mañana de ayer, previo a apostarse en la avenida 7 y luego dirigirse a la sede ministerial a cargo de Santiago López Medrano.

«Más allá de los anuncios del gobierno, que son parches y mínimos frente al desastre social que se está viviendo, ya no tenemos muchas expectativas de que el macrismo genere fuentes de trabajo genuino a esta altura. Ante esta situación social, por lo menos que destine fondos de manera de emergencia a la asistencia social. Que amplíe la ley de emergencia social que ya fue votada hace dos años. Necesitamos que aumente el monto de presupuesto a comedores escolares, los salarios complementarios», expresó Sarabia.

Por lo pronto, hoy continuará la jornada de lucha a partir de las nueve de la mañana con cortes en los principales puntos del país de la mano de otros sectores políticos. «Seguimos sin obtener respuestas del gobierno. Si la situación continúa así, la semana que viene vamos a llevar adelante un acampe», agregaron desde Barrios de Pie.