Una semana después del brutal asesinato de Jorge Martín Gómez por parte de un efectivo de la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, organismos de derechos humanos y familiares de víctimas de violencia policial vuelven a las calles para reclamar el freno definitivo de gatillo fácil. En la previa de la marcha que tendrá lugar hoy en CABA, La Plata también tuvo ayer su manifestación donde cientos de personas marcharon para decirle basta a la política represiva de Patricia Bullrich.

La concentración se inició alrededor de las 15:00 en Plaza San Martín, donde agrupaciones políticas, organizaciones sociales, estudiantes y vecinos se acercaron a acompañar el evento encabezado por el Colectivo Contra el Gatillo Fácil, integrado por madres y familiares de decenas de chicos y chicas asesinados en manos de la Policía.

“Como mamá de una víctima del gatillo fácil me cayó muy pero muy mal ver a la ministra Bullrich dándole vía libre a la violencia igual que Macri»

“Como mamá de una víctima del gatillo fácil me cayó muy pero muy mal ver a la ministra Bullrich dándole vía libre a la violencia igual que Macri, recibiendo a Chocobar. Y que estando todas las pruebas a mano los dejen en libertad. A mí me toca, día por medio, ver al asesino de mi hijo cómo se toma el tren a la mañana. La Justicia está en la calle, hay que seguir la lucha”, dijo a Contexto Sandra Gómez, madre de Omar Cigarán, asesinado en La Plata en febrero de 2013.

Cabe destacar que, además de Gómez, entre las principales voceras de la movilización se ubicaron familiares de Mauricio Andrada, Víctor González, Ismael Sosa y de Danilo Sanzone, uno de los cuatro fallecidos en la Masacre de San Miguel de Monte, uno de los casos que más estremecieron la opinón pública este año.

“Queremos visibilizar los casos de todos los pibes y pibas asesinados, como también el hostigamiento en la ciudad que sufren manteros, los senegaleses, que son perseguidos. Queremos que Vidal saque la militarización de las plazas. Queremos más trabajo y educación y no más balas. Que el Estado se haga responsable”, agregó Sandra Gómez.

Con una carroza alegórica a una patrulla policial con una enorme cabeza de Patricia Bullrich, la marcha comenzó en las calles de La Plata cerca de las seis de la tarde, cuando los centenares de manifestantes que asistieron a la concentración comenzaron a encolumnarse sobre Avenida 7. Detrás del estandarte principal del Colectivo, se ubicaron banderas del Frente Popular Darío Santillán, la agrupación HIJOS y colectivos de izquierda.

“Sentí que hoy tenía que estar acá, que era mi obligación como persona, ser humano, pero más que nada como madres. Hoy vamos a gritar como siempre ni un pibe menos, ni una piba menos, ni una bala más. Vamos a seguir gritando esta frase, pero no este día, sino todos los días. Porque todos los días nos matan un pibe o una piba. El repudio tiene que ser todos los días”, expresó Mónica Alegre, madre de Luciano Arruga.

«Queremos que Vidal saque la militarización de las plazas. Queremos más trabajo y educación y no más balas. Que el Estado se haga responsable”

Durante la marcha –que tuvo escala en los tribunales de La Plata de calle 8 y 51, y en la sede del Poder Judicial de calle 7 y 57–no faltó el recordatorio especial para Johana Ramallo, desaparecida hace más de dos años y cuyo femicidio fue demostrado con pericias oficializadas. El nombre de Johana se convirtió en una bandera de lucha popular en la ciudad de La Plata, y ayer mismo tuvo una nueva actividad en el centro.

La marcha se desplazó por avenida 7 y 8, hasta llegar a Plaza Rocha. La organización contó con el apoyo de la Comisión Provincial por la Memoria. Hoy por la tarde se espera una convocatoria masiva a Capital Federal, donde por quinto año consecutivo la calle volverá a decir “basta de gatillo fácil”.