En un nuevo aniversario de la desaparición de Johana Ramallo, su madre Marta encabezó un reclamo en las puertas de Tribunales Federales de La Plata (8 y 50), donde con una suelta de globos se exigió justicia por la joven platense.

“El Estado es responsable”, “Memoria, verdad y justicia”, “Basta de trata”, eran las palabras escritas sobre los globos blancos y violetas que volaron frente al palacio judicial este lunes al mediodía. Así, con un simbólico acto encabezado por una Marta Ramallo consternada, acompañada por organizaciones estudiantiles, sociales y de derechos humanos, se exigió que la Justicia avance sobre los responsables de su desaparición y femicidio.

Vale destacar que, a veinticinco meses de la última vez que se la vio a Johana, no hay ningún detenido ni imputado en la causa. Y más allá de que se encontraron restos de la joven, aún quedan rastrillajes por realizar. Sin embargo, la parsimonia judicial no brinda novedades al respecto.

Suelta de globos frente a Tribunales Federales de La Plata. Foto: @PrensaCTABsAs

“Los responsables están en la causa mencionados desde el primer momento”, destacó en diálogo con Contexto Flavia Delmas, secretaria de Género de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, quien viene acompañando a la familia de Johana en su lucha.

Delmas: “Cuando nos preguntan por nombres, nosotras respondemos que claramente hay que ir a la zona prostituyente de La Plata para conocer esos nombres que actúan a plena luz del día y con total impunidad».

“Cuando nos preguntan por nombres, nosotras respondemos que claramente hay que ir a la zona prostituyente de La Plata para conocer esos nombres que actúan a plena luz del día, que actúan con total impunidad, y que no es necesario estar adentro de la causa para saber quiénes son. Si esto es así, quienes trabajan en la causa lo saben perfectamente y creo que es hora, a dos años y un mes, de tener imputados y que empiece a haber una luz de justicia en una causa tan terrible donde todavía nos resta encontrar la totalidad de su cuerpo”, apuntó Delmas.

Desde el entorno de Marta Ramallo, volvieron a cargar contra el Estado provincial y la Justicia. “Si la Justicia ordinaria se hubiese abocado y la hubiese buscado, no como una persona que se fue por su cuenta, sino como una persona que había sido víctima de redes de proxenetismos y trata en la ciudad de La Plata, otra hubiera sido la historia”, consideró Delmas.

“No es posible que una red actúe de la manera que lo hace sin la connivencia de instituciones y funcionarios, personal dependiente tanto del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires como del Poder Judicial”, agregó.