Durante la última semana, los días de bajas temperaturas expusieron el crítico estado de las escuelas públicas de La Plata. El principal problema es la falta de calefacción, y ante esto los directivos de los establecimientos optaron por recortar las jornadas -los alumnos entran más tarde por la mañana- o turnar los cursos en aquellas aulas que cuentan con estufas.

Así funcionan las clases en el Colegio Normal Superior Nº 1 Mary O. Graham. «El jueves no tuvimos clases y ayer no tuvieron otros cursos. Hace mucho tiempo que estamos pidiendo que nos arreglen las estufas. Fueron muchas veces pero nunca se llega a nada. En lo que va del año, nos cambiaron de cursos tres veces», dijo a Contexto una alumna de la secundaria.

Leer también: «Las clases se suspenden por los problemas con el agua corriente, el gas y las cloacas»

Los estudiantes presentaron una nota en el Consejo Escolar y en la Municipalidad que gestiona el intendente del PRO, Julio Garro. También llevaron a cabo sentadas sobre el ingreso, en la avenida 51 entre 14 y 15. Sostienen que en el recuento total de la semana tienen un día menos de clases, ya que ingresan a las 9:30, dos horas después del horario habitual, para evitar las horas de mayor frío sin calefacción dentro del edificio.

En el recuento total de la semana tienen un día menos de clases: ingresan a las 9:30, dos horas después del horario, para evitar las horas de mayor frío sin calefacción.

En la Escuela Primaria Nº 43 (diagonal 79 y 115), esta semana se redujo la jornada por la falta de gas. Otros establecimientos sin calefacción fueron la Secundaria Nº 22 (138 y 520) y la Secundaria Nº 91, donde las estufas no funcionan. En ambas instituciones también se achicaron las franjas horarias.

Según un relevamiento de los gremios del Bloque Sindical de Educación, en la capital bonaerense hay 307 establecimientos, de los cuales 140 no tienen calefacción. Las causas son variadas: falta de estufas, de medidor, desperfectos en los mismos o calderas rotas.

en la capital bonaerense hay 307 establecimientos, de los cuales 140 no tienen calefacción. Las causas son variadas: falta de estufas, de medidor, desperfectos en los mismos o calderas rotas.

Los cañones apuntan al Consejo Escolar y al Municipio. A nivel provincial, los padres y madres organizados han presentado en distintas oportunidades la demanda por escrito y de manera presencial en la Dirección de Escuelas.

En el último tramo de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, finalmente el principal motivo que llevó a suspender las clases durante su mandato fue el agravamiento de las condiciones edilicias que el Estado debe atender. En los años anteriores, en su batalla contra los sindicatos, siempre usó como arma de combate para desarmar las huelgas considerar que los paros eran la razón de la falta de continuidad de clases.

«El Consejo Escolar de La Plata no sesiona porque el oficialismo no se presenta y su presidenta [Maricruz Lafit] no da respuestas», dijo a Contexto Paula Tardón, secretaria adjunta de Suteba. El Consejo Escolar es el órgano responsable de hacer las reparaciones menos costosas en las escuelas, como los casos de reparaciones de instalaciones de gas y luz.

Tardón: «El Consejo Escolar de La Plata no sesiona porque el oficialismo no se presenta y su presidenta [Maricruz Lafit] no da respuestas».

Ante la falta de presencia del Estado, la ayuda para que la situación no sea aún más caótica viene de la mano de las comunidades educativas. Suteba La Plata entregó la semana pasada estufas eléctricas en distintas escuelas de la ciudad, donadas por una empresa. Los padres y madres, en tanto, organizados en el Frente de Comunidades Unidas por la Educación Pública (CUCEP), presentaron un escrito el jueves en el Consejo Escolar donde expresaron su «preocupación por la situación que viven varios establecimientos educativos de la ciudad».