Tras meses intensos de reclamos al gobierno de María Eugenia Vidal, trabajadores y trabajadoras del Teatro Argentino llevaron adelante una manifestación en las inmediaciones de la institución, que ahora se encuentra en medio de un serio deterioro estructural y presupuestario que puso en jaque su funcionamiento.

Por eso, vestuaristas, maquilladores, compañía de baile, actores y orquesta se unieron ayer para montar una gran obra al aire libre en la entrada de 9 y 51, donde los vecinos se acercaron a compartir la jornada de lucha contra el ajuste del macrismo.

«Lo más inmediato y urgente de nuestro reclamo actual tiene que ver con las condiciones de seguridad e higiene, la falta de calefacción y estructura. Cuestiones básicas para el funcionamiento óptimo del lugar, que son por las que estamos con retenciones de tareas», dijo a Contexto Julio Ricciardi, delegado gremial de ATE y trabajador en el Taller de Escultura del Teatro.

Ricciardi: «Lo más inmediato y urgente de nuestro reclamo actual tiene que ver con las condiciones de seguridad e higiene, la falta de calefacción y estructura. Cuestiones básicas para el funcionamiento».

Desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada y María Eugenia Vidal a la Gobernación, el conjunto de trabajadores abocados a la producción del Teatro comenzó a denunciar el paulatino decaimiento edilicio y las irregularidades presupuestarias en uno de los espacios culturales y artísticos más emblemáticos de la provincia.

Falta de calefacción, filtraciones de agua e inundaciones, salarios insuficientes y una vulnerabilidad total de las condiciones laborales son algunos de los puntos que han sido denunciados en los últimos meses, con una total ausencia del Ejecutivo.

«Estamos exigiendo una audiencia al ministro de Cultura hace más de un mes, con la presencia de la asamblea intercuerpos. Las filtraciones, el escenario desmantelado, la falta de aire acondicionado, son algunos de los reclamos. Pero también lo que tiene que ver con el vaciamiento de personal por retiros voluntarios, la falta de concursos para ingreso de trabajadores», explicó Ricciardi.

Leer también: Otra marcha para evitar que el Teatro Argentino caiga en el abandono total

Cabe señalar que los trabajadores ya habían realizado una marcha hacia el Ministerio de Cultura a cargo de Alejandro Gómez para exigir una audiencia y retomar la discusión de los reclamos que ya son de larga data. «Hay obras que no se pueden llevar adelante porque faltan bailarines, coristas. El área de limpieza está vaciada. No hay recategotrizaciones, hay trabajadores que están por debajo de la línea de la pobreza», agregó el delgado de ATE.

Durante la jornada de ayer, la orquesta interpretó piezas de repertorio clásico, como el «Aleluya» de Georg Haendel o fragmentos de la ópera Nabucco. Asimismo, la compañía de ballet desplegó una performance y el coro entonó el Himno Nacional. «Que completen con carácter de urgencia el plan de puesta en valor del edificio e inauguración de la sala principal con una producción propia en los términos que ellos mismos se comprometieron para el corriente año», ratificaron desde el sector gremial del Teatro luego en un comunicado.

La interpretación de todos los cuerpos estables del Teatro fue una demostración del recorte presupuestario que hoy mantiene prácticamente paralizada la oferta cultural de obras en la institución. En su momento de mayor plenitud, supo desarrollar casi diez obras anuales. En la actualidad, apenas han logrado mantener una obra en cartelera, y desde hace meses la actividad está frenada.