Planteando como insuficientes las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri ante el fuerte crecimiento inflacionario de las últimas semanas, las asociaciones de consumidores exigieron ante la Secretaría de Comercio que se avance con nuevas políticas para proteger el bolsillo de los argentinos e incentivar el consumo.

La última medición del INDEC respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) reflejó una escalada del 2,2% en julio, mostrando una mejoría respecto de junio, que había trepado al 2,7%. Lo que podría haberse leído como una alegría para la Casa Rosada se recibió en silencio tras la fuerte devaluación reflejada luego de las PASO. En este marco, se espera que la inflación de agosto y septiembre duplique la del mes pasado.

Leer también: Una familia necesita casi 32.000 pesos para no ser pobre

Atentas a esta situación, veinte organizaciones de consumidores se mostraron críticas de las medidas tomadas por el gobierno. «Son medidas tomadas de urgencia, de carácter claramente electoralista, que tienen un periodo de vigencia limitado, hasta el mes de diciembre. Cuando se toman este tipo de medidas no tienen que tener un periodo de tiempo limitado; las circunstancias dirán luego si se modifican, si se anula, pero cuando se dicta una resolución de este tipo tiene que ser por tiempo indeterminado», explicó a Contexto Héctor Polino, de la Asociación Consumidores Libres.

«Son medidas tomadas de urgencia, de carácter claramente electoralista, que tienen un periodo de vigencia limitado, hasta el mes de diciembre»

Uno de los planteos centrales de las asociaciones es que se retrotraigan las últimas subas de los medicamentos (que alcanzaron hasta un 20%) y se restablezcan los precios al 10 de agosto hasta fin de año. «La devaluación motivó una corrección de precios que es apresurada e injustificada y pone en riesgo la salud de jubilados», dice la solicitud presentada.

Por otro lado, exigen que la eliminación del IVA planteada por el gobierno nacional no solo se aplique a catorce productos, sino a cincuenta alimentos que son parte de la canasta básica, que ayer registró un alza del 2,9% en julio, llevando un acumulado interanual del 57,3%. 

En este marco, la cantidad de productos con quita del IVA contempla una parte ínfima de la canasta básica, que alcanza a cincuenta productos. «El listado es insuficiente. No contiene ningún corte de carne vacuna, ni de pollo, ni cerdo, ni pescado, ni frutas, ni verduras. Tampoco hay un solo producto para celíacos, que son productos caros», precisó Polino.

Desde las asociaciones destacaron que muchos de estos productos se obtienen en los comercios de proximidad, «que generalmente son monotributistas y por lo tanto no pueden desagregar el costo del producto del IVA ya que son considerados consumidores finales».

«el descuento del IVA debió haberse efectuado a través de las tarjetas de débito para que el consumidor pueda comprobar que efectivamente le han descontado»

«A nuestro juicio el descuento del IVA debió haberse efectuado a través de las tarjetas de débito para que el consumidor pueda comprobar que efectivamente le han descontado», explicó Polino, quien destacó que de esa manera «se favorece la bancarización de las operaciones, se reducen las ventas en negro y además alcanza con el beneficio a los sectores más necesitados».

El documento dirigido a la Secretaría de Comercio también exige que se extiendan hasta fin de año los actuales Precios Esenciales y Precios Cuidados, al tiempo que se amplíe la cantidad de productos y comercios. Vale recordar que estas políticas están estipuladas hasta el 29 de octubre y 4 de septiembre respectivamente.