Unos ochenta cooperativistas que prestaban servicio para la Municipalidad de La Plata fueron despedidos entre el viernes y este lunes. Denuncian que sus cesanteos están relacionados con los resultados adversos del intendente en las PASO: «Nos dijeron que era todo por política, que viene perdiendo Julio Garro en las elecciones, y nos dejaron sin laburo a todos», denunciaron.

El viernes pasado los cooperativistas decidieron cortar la avenida 520 tras enterarse del despido de veinte compañeros sin motivo alguno. Lejos de lograr la reincorporación de los trabajadores, este lunes se enteraron del cesanteo de todos: los despidos alcanzaron así a ochenta personas. «Nos dijeron que no vamos a seguir laburando porque el intendente nos cortó el contrato a la cooperativa y estamos ahora sin laburo», explicó a Contexto Nahuel Medina, uno de los despedidos.

«Nos sacaron para hacer los carteles de Garro, Macri y Vidal. Cuando terminó la campaña, nos usaron y nos echaron»

Si bien se dedican al bacheo y pavimento, desde la cooperativa denuncian que veinte de ellos se tuvieron que encargar de tareas proselitistas, sin siquiera respetar la veda electoral. «Nos sacaron para hacer los carteles de Garro, Macri y Vidal. Cuando terminó la campaña, nos usaron y nos echaron», advirtieron los trabajadores.

Según denunciaron los trabajadores, los despidos tienen que ver con los resultados adversos del intendente Julio Garro en estas elecciones, quien cayó por diez puntos ante el Frente de Todos. «Necesitamos que nos garanticen que podamos laburar unos meses más, más ahora que no hay laburo en ningún lado», apuntaron.

«Nos dijeron que era todo por política, que viene perdiendo Garro en las elecciones, y nos dejaron sin laburo a todos»

Los trabajadores de la cooperativa advierten que ya venían de una situación de irregularidad respecto de su trabajo. Más allá de dedicarse a tareas que no les corresponden, desde la Municipalidad de La Plata decidieron reducirles las horas, trabajando una o dos veces por semana, cobrando apenas unos 780 pesos por día. Sin embargo, tras las elecciones decidieron finalmente avanzar con los cesanteos de todos.

«Ahora nos quieren pagar como una indemnización para que no hagamos quilombo, unos cinco mil pesos», agregaron desde un corte improvisado en 19 y 520 que promete quedarse en caso de no tener respuestas concretas.