Las elecciones primarias dejaron un escenario positivo para varias de las mujeres peronistas que se presentaron para ir por los distritos de la provincia de Buenos Aires. Ocho de ellas lograron posicionarse de cara a octubre, donde, en caso de redoblar la apuesta a fuerza de unidad, pueden quedarse con los Municipios.

En La Plata, Florencia Saintout tiene grandes chances de convertirse en la primera intendenta mujer. La diputada se quedó con la interna del Frente de Todos, que con sus cinco precandidatos acumuló un 45,25% de los votos del padrón electoral. Mientras tanto, el jefe comunal de Juntos por el Cambio, Julio Garro, quedó muy por debajo del peronismo, con el 35,34% de los votos.

En este marco, Saintout ya se prepara para enfrentar a Garro en las generales. La diputada espera que el voto del peronismo se concentre en su figura con el apoyo de los precandidatos, que ya salieron a brindar su apoyo para trabajar en conjunto. «Todos sabemos que estamos por encima de la lista de Garro. El resultado que tenemos es irreversible. Lo más importante es que estamos acá las cinco listas que nos presentamos. Uno solo de nosotros no habría logrado los números que obtuvimos. Esto lo logramos en unidad, con el mérito de militantes. Hemos sabido escuchar lo que pasa en la ciudad de La Plata», dijo Saintout tras recibir el apoyo.

Florencia Saintout: «Todos sabemos que estamos por encima de la lista de Garro. El resultado que tenemos es irreversible».

Similar escenario atravesó la diputada nacional Mayra Mendoza, que se consolidó en la interna del Frente de Todos en Quilmes. Allí, el peronismo le propinó un verdadero revés a Martiniano Molina, sacando el 51,68%, frente al 30,77% cosechado por el actual intendente.

Tras resultar vencedora en la interna, Mendoza dijo a sus militantes que se dio «el batacazo que se tenía que dar para cambiar la triste realidad que nos toca vivir», al tiempo que detalló que los precandidatos de su espacio se pusieron a disposición para trabajar en conjunto de cara a octubre. «Los esperamos con los brazos abiertos», sostuvo la ahora candidata.

Mayra Mendoza: «el batacazo que se tenía que dar para cambiar la triste realidad que nos toca vivir».

Moreno fue el distrito que más precandidatos tuvo en las PASO. Allí, Mariel Fernández se quedó con las internas del Frente de Todos, superando a los otros seis candidatos, incluido al actual intendente Walter Festa, que aspiraba a ir por la reelección.

Fernández, dirigente social del Movimiento Evita, se encamina cómoda a octubre tras obtener 38.655 de los votos totales del peronismo, que llegaron a ser 155.607, el 63,50% del total. En la vereda de enfrente, el exaliado de José Luis Espert, Aníbal Asseff, ahora referente de Juntos por el Cambio, sumó solo el 19,71% de los votos.

«En un principio no iba a haber PASO, pero la situación de abandono hizo que hubiera un clamor para que se pudiera elegir», confesó Fernández en Radio Gráfica tras ganar las internas, y detalló que Festa ya se comunicó para «empezar la transición».

Mariel Fernández: «pero la situación de abandono hizo que hubiera un clamor para que se pudiera elegir».

En General Puerreydón, la diputada Raverta fue la precandidata más votada, con 104.671 votos, un 27,63% del padrón total, un gran resultado si se tiene en cuenta que es su primera postulación. En la vereda de enfrente, Juntos por el Cambio se sometió a internas, y cosechó entre sus precandidatos un 35% del padrón, con Guillermo Montenegro quedándose con la candidatura.

En este marco, Raverta buscará redoblar los esfuerzos pensando en octubre y sumar nuevos aliados. Tras las PASO manifestó que a su espacio «le falta un poquito más», al tiempo que convocó a radicales e integrantes de Acción Marplatense a «que se sumen a pensar la ciudad que queremos construir pero también a que se sumen a gobernar la ciudad desde el 10 de diciembre».

Con el apoyo del actual intendente Gustavo Arrieta, la jefa de gabinete municipal de Cañuelas, Marisa Fassi, está a un paso de convertirse en intendenta, tras sacar el 43,58% de los votos, mientras que Juntos por el Cambio cosechó con sus dos precandidatos el 36,98%. «Los invito a redoblar los esfuerzos y multiplicar el mensaje, siempre desde el amor», dijo Fassi tras el triunfo.

Marisa fassi: «Los invito a redoblar los esfuerzos y multiplicar el mensaje, siempre desde el amor».

En Carlos Tejedor todo indica que en octubre habrá cambio de sello político. El actual intendente de Juntos por el Cambio, Raúl Sala, sumó en las PASO el 39,31%, cayendo así ante la ex jefa comunal María Gianini, candidata del Frente de Todos, que sumó el 51,36% de los votos.

En Presidente Perón, la diputada provincial Blanca Cantero se impuso en la interna del Frente de Todos ante el intendente Aníbal Regueiro, que busca ir por su quinto mandato. Entre ambos dirigentes, el peronismo sumó el 64,89% de los votos, por lo que Cantero se encamina tranquila a octubre con un resultado que parece irreversible ante el 12,35% obtenido por Juntos por el Cambio.

En San Pedro, Ester Noat fue la ganadora de la interna del Frente de Todos, que entre sus cuatro precandidatos sumó el 41,67% de los votos, casi un empate técnico con el actual intendente, Cecilio Salazar, que quedó con 41,39%, apenas unos cien votos de diferencia.

En este marco, la ahora candidata llamó a redoblar esfuerzos de cara a las elecciones generales. «Tenemos que estar todos, no solo nosotros, sino también aquellos ciudadanos a los que todavía no llegamos con nuestra palabra», dijo Noat.