Por Pablo Pellegrino

Un informe de la consultora privada Radar, que conduce la economista y ex secretaria de Comercio Exterior, Paula Español, señaló que en cuatro años Argentina perdió unas 19.131 empresas, lo que significa una baja de un 3,4% del registro total de empleadores de AFIP. 

Los principales motivos del cierre de empresas fue la caída del mercado interno, el aumento del costo financiero y la falta de previsibilidad para hacer negocios. Así quedó explicitado en el informe de Radar que publicó Ámbito Financiero.

La consultora sostiene que «la cantidad de empresas del sector privado registra una caída sostenida durante toda la gestión, con una notable aceleración en el último año». 

RADAR: «Tomando solamente el último año, la caída alcanza el -2,7%, la mayor desde la crisis de 2001/2002».

En ese sentido, sostiene que la caída de junio es la más importante de los últimos dieciocho años. «Tomando solamente el último año, la caída alcanza el -2,7%, la mayor desde la crisis de 2001/2002, lo que da cuenta del fuerte impacto de la corrida cambiaria y las posteriores medidas de ajuste fiscal y monetario», advirtieron. 

Como adelantó Contexto en julio pasado, el sector más castigado es el de la pequeña y mediana empresa con 18.519 empresas menos de hasta 10 empleados según Radar. 

Leer también: En el primer cuatrimestre cerraron más de cinco mil pymes

En julio se conocieron los datos del primer cuatrimestre del registro de empleadores, que arrojó una alarmante cantidad de bajas: 5.170 firmas dejaron de existir entre enero y abril de este año. El dato equivale a 43 cierres por día producto de la crisis económica desatada por la disparada del dólar a principios del año pasado. 

los datos del primer cuatrimestre del registro de empleadores arrojó una alarmante cantidad de bajas: 5.170 firmas dejaron de existir entre enero y abril de este año.

Si se analiza por tamaño el número total de firmas que desaparecieron en ese cuatrimestre, las pymes, que son mayoría, concentran el mayor número de persianas bajas. De hecho, las que contaban con un solo empleado y dejaron de existir son 5.408, es decir, más que el total de las 5.170 que promediaron en general. 

«Todo indica que esta dinámica se mantendrá en lo que resta del año, dado que los sectores más ‘empresa intensivos’, ejemplo el comercio, tienen malas perspectivas», indicaron desde la consultora Radar.