La explosión de una estufa en la escuela de Moreno el 2 de agosto de 2018, que provocó las muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, no modificó la posición del gobierno de María Eugenia Vidal frente al crítico estado de las condiciones edilicias de las escuelas bonaerenses. «Más que cambiar, se profundizó el deterioro por el abandono del gobierno de Vidal. El recorte y la desinversión llevaron a aquel 2 de agosto. Ese día se transparentó cómo estaban las escuelas que tomó a su cargo en diciembre de 2015», afirmó a Contexto María Laura Torre, secretaria general adjunta de Suteba.

Desde aquel hecho se volvió aún más visible la falta de reparaciones y las fallas en los servicios públicos. Este invierno fueron recurrentes las ocasiones en que los estudiantes salieron a la calle con frazadas para hacer pública la ausencia de calefacción. «Más de 500 mil alumnos siguen recibiendo una vianda fría porque no hay gas en las escuelas», apuntó Torre, quien añadió que los problemas en el suministro de gas implicaron que «se pierdan muchos días de clases».

La gobernadora María Eugenia Vidal miró para otro lado tras la explosión en Moreno. El titular de la Dirección de Escuelas, Gabriel Sánchez Zinny, recibió un pedido de interpelación de la oposición en la Legislatura bonaerense el año pasado para dar explicaciones sobre lo que ocurrió, pero nunca asistió al recinto para hacerlo.

Por su parte, Vidal respondió embistiendo contra los sindicatos docentes en el marco de la paritaria. Descontó salarios a quienes participaron de las huelgas e intentó por todos los medios aplicar salarios menores al avance de la inflación.

Antes del receso invernal, el pasado viernes 19 de julio los gremios que integran el Frente de Unidad Docente le presentaron a Sánchez Zinny una carta documento para exigirle a las autoridades educativas que resuelvan las urgentes problemáticas de infraestructura.

A nivel legislativo, desde el bloque de Unidad Ciudadana-FpV-PJ, el diputado Miguel Funes, acompañado por sus compañeros de bancada Florencia Saintout y referentes gremiales, presentaron este miércoles un proyecto de ley para instituir el 2 de agosto como «Día provincial por la Escuela Pública digna y segura».

Las actividades

Docentes y familiares de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, junto al resto de la comunidad educativa y organizaciones sociales y gremiales, convocaron a movilizarse este viernes en Moreno. Habrá una misa y un acto frente al Consejo Escolar.

Luego, por la tarde y convocada por el Frente de Unidad Docente bonaerense, habrá una marcha de antorchas que partirá del Congreso hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires, donde habrá un acto.