El centro de la ciudad de La Plata lleva ya más de un mes militarizado, por lo que manteros y vendedores se ven en la imposibilidad de seguir trabajando. Un grupo importante de trabajadores pertenecientes a la comunidad senegalesa apuntaron contra el intendente Julio Garro y lo tildaron de mentiroso, luego de que el Municipio asegurara que el predio montado en 80 y 134 era gratuito.

Cabe recordar que el 7 de junio Plaza San Martín amaneció vallada con un cordón policial de más de cuatrocientos efectivos para evitar el armado de los y las manteras que vendían ropa usada en el lugar. El operativo, si bien mermó la cantidad de policías, aún persiste y se extendió a otras zonas del centro con persecuciones y detenciones, impidiendo el armado de todos los vendedores de calle 7 y zonas aledañas.

El operativo represivo de Garro se dio a la par de la apertura del Paseo de Compras de calle 80, la alternativa que ofreció la Comuna para sacar a manteros y vendedores del centro. Esa feria fue presentada como gratuita por autoridades y sus medios aliados, pero resulta inaccesible para muchos trabajadores, quienes advirtieron que nada resultó ser gratis, sino que por el contrario tienen que pagar abultadas cifras para ingresar a un stand.

Desde la Asociación Senegalesa en La Plata lo detalló a través de un comunicado que acercó a 7 y 49, donde funciona el Registro de Vendedores. Allí deben inscribirse quienes quieren trabajar en el predio, presentando monotributo y las facturas correspondientes. Sin embargo, les aseguraron que no les dan «ningún lugar gratuito». «Para saber los precios de los puestos nos dijeron que tenemos que hablar directamente con los dueños de esa feria», denunciaron.

En este marco, los vendedores se acercaron al predio de calle 80. «Nos dijeron que la llave de entrada de un puesto, según el sector, es de $35.000 (por 1 año), $50.000 (por 2 años) o $135.000 (por 4 años), además hay que pagar por día un alquiler de $400. Nos dijeron que gratuito no hay absolutamente nada», detallaron.

En este marco, los senegaleses apuntan a que la feria se rige bajo las mismas lógicas que el Paseo de Compras el Sol, conocido popularmente como «feria paraguaya». «El predio para nosotros es todo mentira. El señor Garro puso esto, pero hasta él no sabe cómo se maneja el predio. Lo que entendemos es que la gente que lleva el predio de 96 son la misma; y hacen lo que les da la gana», explicó a Contexto Cheikh Gueye, representante de la Asociación Senegalesa en La Plata.

Cheik Gueye: «El predio para nosotros es todo mentira. El señor Garro puso esto, pero hasta él no sabe cómo se maneja el predio».

Sin poder acceder a este predio por la imposibilidad de pagar, los vendedores piden que los dejen trabajar y que cese la persecución. «Nos sacan las cosas. Cuando viene Control Urbano solamente no te saca nada; viene y te dice que te levantes, pero cuando están acompañados por la policía hacen lo que les da la gana: vienen y te secuestran las cosas», sostuvo Gueye, quien detalló que no labran las actas correspondientes. «Si nosotros estamos con infracciones por una contravención, ellos están haciendo una más grave», apuntó.

«Tenemos que salir a trabajar. No nos podemos quedar en casa. Al final del mes tenemos que pagar, alquiler, luz, agua: todo lo que paga la gente lo pagamos nosotros también»

En este escenario, sin otro trabajo, muchos vendedores se siguen arriesgando a salir, a pesar de la amenaza policial constante. «Tenemos que salir a trabajar. No nos podemos quedar en casa. Al final del mes tenemos que pagar, alquiler, luz, agua: todo lo que paga la gente lo pagamos nosotros también. No estamos durmiendo en la calle, estamos alquilando, tenemos que pagar», sostuvo Gueye. «Pero no solamente estamos acá por nosotros, estamos acá por nuestras familias que dejamos en Senegal y tenemos que ganarnos el pan para nosotros y para nuestras familias. No podemos quedarnos en casa, cueste lo que cueste, tenemos que salir a buscarnos el pan», agregó.