El ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, hizo una encendida defensa de su gestión para atacar a través de Twitter al candidato a gobernador por el Frente de Todos, Axel Kicillof, mecanismo proselitista recurrente del oficialismo. Antes, el exministro de Economía había cargado por el estado de la salud en el distrito más populoso del país. Rápidamente, referentes del sector y trabajadores de hospitales públicos salieron al cruce de Scarsi y le reprocharon la calamitosa situación del sistema sanitario.

El Plan Integral de Guardias y el sistema de ambulancias SAME son las dos cartas que mostró el funcionario de la gobernadora María Eugenia Vidal como los grandes logros de su cartera. Kicillof había dicho en el marco de sus giras por el Conurbano que «cuando uno recorre los hospitales, la atención ha empeorado». Y además calificó a los anuncios oficiales en salud como «acciones de marketing».

«Empezamos con el Plan Integral de Guardias, que contempla obras en 58 hospitales, de los cuales 22 corresponden a hospitales interzonales fundamentales», escribió Scarsi, quien además refirió a la creación del SAME y al equipamiento técnico de las guardias.

Pero desde el Hospital de Alta Complejidad Néstor Kirchner de Florencio Varela, conocido como El Cruce, no coincidieron con ese análisis optimista. «Claramente nos vemos afectados por la gestión. Se presupuestó una partida de 200 millones para este año cuando debía ser de 600 millones. Ese fue el principal motivo que visibilizamos durante este año», dijo a Contexto Jerónimo Chaparro, referente de la Asociación de Profesionales y el Sindicato de Personal del Hospital.

«Ahora están pintando el Hospital, que era un problema. Pero tenemos un problema más grave: el recurso humano. Somos víctimas de una política de ajuste que hace que la gente se vaya. Nuestro sentido de existencia es el sistema de trasplantes, pero la gente de acá se va al ámbito privado porque sin salarios competitivos es imposible retener atención de calidad», explicó Chaparro, y dio el ejemplo de un cirujano dedicado a trasplante renal que emigró del hospital porque recibía un sueldo de apenas 14.000 pesos para hacer guardias todos los días.

Chaparro: «están pintando el Hospital, Pero tenemos un problema más grave: el recurso humano. Somos víctimas de una política de ajuste que hace que la gente se vaya».

«Hemos recibido los peores aumentos salariales en estos tres años. En ese tiempo tuvimos una pérdida salarial del 50% y además no logramos retener a los residentes porque tienen contratos basura, entonces optan por trabajar en privados. Son casi doscientos a quienes Macri les impidió el pase a planta permanente con la firma de un decreto», subrayó.

El exministro de Salud Daniel Gollán también apuntó contra la política sanitaria del gobierno de Vidal. «Piensan la salud solamente desde un punto de vista de la emergencia, por eso arman el SAME sin financiamiento y esta pantomima de las guardias que no tienen recursos humanos», lanzó.

«Dicen que refaccionaron 62 guardias pero son 45 y son una refacción de cosmética, de lavado de cara. No tienen un arreglo estructural, se llueven y se caen a pedazos, hay caños que se rompen y servicios que se cierran. Hay una cuestión de falencias que son estructurales del sistema de salud de la provincia, pero que se han agudizado tremendamente en estos últimos años. No vamos a arrancar desde donde estábamos, vamos a arrancar muy desde atrás», señaló.

Gollán: «Dicen que refaccionaron 62 guardias pero son 45 y es cosmética, de lavado de cara. No tienen un arreglo estructural, se llueven y se caen a pedazos, hay caños que se rompen y servicios que se cierran».

Gollán apuntó contra el SAME, una política que recibió cuestionamientos por no ir acompañada de mejoras al interior de los hospitales en recursos humanos y materiales. «Es un proyecto que no tiene sustentabilidad económica porque lo debería pagar la provincia en forma permanente y no delegarlo luego a los municipios».

Por último, de cara a lo que viene y frente a la posibilidad de que el Frente de Todos gane las elecciones, concluyó: «Lo urgente es mejorar el acceso a los medicamentos, recomponer el primer nivel de atención junto a las municipalidades en una tarea donde a su vez provincia y nación estén proactivamente trabajando en eso para rearmar una red de servicios desde el primer nivel de atención. También recomponer el estado de los hospitales y los recursos humanos».