Apenas tres días después del operativo de seguridad montado para perseguir manteros en La Plata y la detención de dos militantes, la lista del Frente de Todos que encabeza el exjuez Luis Arias denunció que el intendente Julio Garro lleva adelante una abierta persecución política de espionaje a través de las Fuerzas de Seguridad como parte de una «campaña sucia» electoral.

Es que, tras la detención de los jóvenes militantes de Patria Grande, Pilar Posadas y Francisco Laurito, apresados por intentar grabar una requisa policial a la mercadería de una mujer, un nuevo atropello policial fue dirigido hacia la lista de Arias, una de las cinco que competirán en las PASO por el Frente de Todos. En este caso, fue sobre el precandidato a concejal de su lista, Walter Sueiro, a quien cuatro policías de civil le requisaron el teléfono por presuntos intercambios de mensajes de WhatsApp con manteros.

Leer también: Manteros marcharon a la Municipalidad en repudio a la persecución que impulsa Garro

«Ayer por la noche, cuatro personas de civil se aparecieron en su vivienda para secuestrar su teléfono celular y llevarlo a la Departamental. La respuesta obvia fue solicitarles la identificación y la orden judicial correspondiente. Los presentes dijeron que eran empleados de la Fiscalía y que la orden se la iban a mostrar una vez llegados a la DDI», informó el propio Luis Arias a través de un comunicado.

Según detalló el precandidato a intendente, al presentarse ante el fiscal Álvaro Garganta, el mismo funcionario negó que la Fiscalía realzara ese tipo de diligencias fuera de horario judicial y reconoció que podría tratarse de policías de civil que habrían descubierto «mensajes de WhatsApp» de Sueiro con manteros, incompatibles si se tiene en cuenta que este es agente de Control Urbano.

Arias: «estamos ante la presencia de escuchas ilegales, puesto que la venta ambulante no es un delito, sino una contravención».

«Entendemos que están investigando un posible delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por parte de nuestro militante a partir de ese mensaje telefónico, por lo que evidentemente estamos ante la presencia de escuchas ilegales, puesto que la venta ambulante no es un delito, sino una contravención. Tan ilegal como la diligencia en su casa, llevada a cabo por policías de civil y sin orden judicial», explicó Arias en su comunicado.

Desde el sector político que representa el exjuez apuntaron de manera directa al intendente Julio Garro, a quien señalan como el artífice de esta maniobra persecutoria, montada con fines de neto corte electoralista. Cabe recordar que los distintos operativos y despliegues policiales desarrollados en los últimos días fueron planificados en acción conjunta entre la Municipalidad y el gobierno provincial de María Eugenia Vidal.

«No les alcanzó con destituirme ilegalmente de mi cargo de Juez, sino que ahora también han montado una verdadera e inaceptable persecución política. No vamos a prestarnos a este tipo de maniobras que procuran marcar la agenda política poniéndome del lado de la transgresión», manifestó Arias en su descargo.

Luis Arias: «No les alcanzó con destituirme ilegalmente de mi cargo de Juez, sino que ahora también han montado una verdadera e inaceptable persecución política».

Vale recordar que durante el último miércoles el referente de Patria Grande –espacio que impulsa la candidatura de Arias en La Plata–, Leandro Amoretti, participó en la marcha que el conjunto de trabajadores y trabajadoras manteras de Plaza San Martín realizaron en el casco céntrico.

«Intentan construir un hecho político a través de la militarización de la ciudad de La Plata. Ante la falta de logros y medidas, impulsan estas medidas como campaña. Estamos en contra de la persecución tanto a los manteros y manteras y, por supuesto, también a nuestros militantes que fueron detenidos hace días, pasando todo un día en la cárcel», señaló Amoretti en diálogo con Contexto durante la movilización que marchó de Plaza Italia a la Municipalidad.