El INDEC difundió este martes su informe de ventas de supermercados y shoppings, que en mayo disminuyeron un 13,5% y 18,7%, respectivamente, con respecto al mismo mes de 2018.

«Las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, durante mayo de 2019, sumaron un total de 3.784,0 millones de pesos, lo que representa un aumento de 1,7% respecto del mes anterior y una caída de 13,5% respecto a mayo de 2018», informó el organismo estadístico que conduce Jorge Todesca sobre la venta de supermercados.

Con respecto a la caída en los centros de compras, el INDEC señaló que en mayo las ventas «alcanzaron un total de 3.430,2 millones de pesos, lo que representa un aumento de 5,5% respecto al mes anterior y una disminución de 18,7% respecto al mismo mes del año anterior».

Con esos datos, los primeros cinco meses de 2019 cierran con significativas bajas: -12,7% para supermercados, -17,8% en shoppings y -14,1% los autoservicios mayoristas.

A pesar de la «baja» de la inflación celebrada por el gobierno y de la relativa paz cambiaria que Cambiemos busca mantener hasta que pasen las elecciones, los indicadores de la economía siguen dando malos resultados. El consumo masivo, en este caso, acumula once meses de caídas interanuales consecutivas y el registro de mayo en supermercados fue el segundo peor del gobierno de Macri, después de los -14,5 puntos porcentuales que anotó en marzo pasado.

Las perspectivas tampoco son muy alentadoras. Recientemente, el Fondo Monetario Internacional difundió sus proyecciones para la economía mundial y en el caso de la Argentina los índices empeoraron.

De acuerdo con el organismo internacional, uno de los principales aliados del gobierno de Mauricio Macri, la economía argentina se contraerá un 1,3% y la recuperación el año próximo «será más moderada». En ese marco, el Fondo estimó que el consumo interno tendrá en total una caída del 4,8%.