Para no estar por debajo de la línea de pobreza, una familia de cuatro integrantes necesitó en junio más de 31.000 pesos, y 12.409 para no ser indigentes, según la información que difundió este miércoles el INDEC. 

La valorización tanto de la Canasta Básica Total (CBT) como de la Alimentaria (CBA) para el mes de junio tuvieron un incremento del 2,7%, igual que el Índice General de Precios, aunque en términos interanuales los primeros dos índices superan el promedio general.

En junio, la CBT acumuló un incremento interanual del 58,9% y la CBA un 58,3%, lo que ubica a ambos registros en un 3,1 y 2,5% respectivamente por encima de los 55,8 puntos de inflación acumulada en el mismo período. 

El mismo cálculo para el primer semestre ubica a ambos indicadores casi iguales al Índice de Precios al Consumidor, que hasta junio acumuló un 22,4%, y la CBT y la CBA tuvieron un registro de 22,2 y 21,7% respectivamente. 

Según el Indec, una familia (dos adultos y dos niños) necesitó $12.409 para cubrir la canasta de alimentos. Para cubrir la canasta básica total necesitó $31.148. 

Según el INDEC, una familia compuesta por dos adultos y dos niños necesitó unos 12.409 pesos para cubrir la CBA. Para cubrir la CBT, la misma familia requirió unos 31.148. 

Cabe destacar que en junio ya había entrado en vigencia el programa Precios Esenciales que lanzó el gobierno nacional para intentar contrarrestar el peso de la crisis. Sin embargo, en términos interanuales siguen siendo los bienes y servicios básicos los que mayores aumentos registran. 

Comunicación, Transporte y Salud fueron en junio los que, comparados con el mismo mes del año pasado, lideran las subas de precios, con aumentos de hasta el 65%. El cuarto ítem que más incrementos tuvo fue Alimentos y Bebidas no alcohólicas, con un 60,8%. 

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda señala las subas de algunos alimentos que llegan a superar por 30 puntos el promedio general. Ahí se destacan productos como queso en barra (+97,2% interanual), yogur (+93,6%), hamburguesas (+89,8%), leche (83,2%), pollo (82,1%), yerba (82%) y manteca (79,9%).