Piden la renuncia de Dante Sica y una ley de emergencia pyme

En un duro comunicado, la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino pidió la dimisión del ministro de Producción por la falta de respuestas para el sector en medio de la crisis. Otra organización lanzó una juntada de firmas para lograr un decreto que frene los embargos.

1089

Como ya detalló Contexto, durante el primer cuatrimestre de 2019 cerraron, según datos oficiales, unas 43 pymes por día en el marco de una crisis que no encuentra un piso. De acuerdo con los números oficiales de AFIP, de las 5.170 empresas que cerraron entre enero y abril de este año, la gran mayoría no llegaba a los cincuenta empleados. 

En ese marco, la asociación de Industriales Pymes Argentinos lanzó una juntada de firmas para pedirle al gobierno de Mauricio Macri que decrete el cese de embargos en las cuentas de las pequeñas y medianas empresas por juicios laborales o tributarios. 

En el documento, sostienen que «una de las mayores causas de esta dramática situación es la feroz avalancha de embargos por juicios laborales y tributarios (AFIP, ANSES, Aduana, ARBA, entre otras) que las pequeñas y medianas empresas industriales enfrentan». 

Luego, la asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino firmó otro documento donde uno de los puntos es en referencia al pedido que hicieron desde IPA, en el que plantean un diagnóstico y una solución diferente. 

«A los empresarios y empresarias pymes de la Argentina: No se confundan, estamos atravesando esta brutal recesión producto de las medidas deliberadas del Gobierno Nacional, por lo tanto, pedirle soluciones al Poder Ejecutivo es como pedirle peras al olmo», advirtieron desde el ENAC en el duro comunicado que también pide la renuncia inmediata de Dante Sica. 

«Necesitamos que el Congreso trabaje y que sea ley la Emergencia PYME de manera ¡URGENTE! Este es el único camino legal posible para que la AFIP suspenda los embargos a las pequeñas y medianas empresas en crisis», dice en uno de los párrafos dirigido a los senadores. 

En diálogo con Contexto, el titular del ENAC, Leo Bilanski, consideró que el pedido de Industriales Pymes Argentinos «tiene que ver con la falta de claridad sobre quién es el sujeto que está agrediendo a las empresas», y manifestó: «A veces, por dirigentes que no comprenden cuál es su función de representación, terminan pidiéndole al verdugo que no les corte la cabeza». 

En ese marco, el dirigente empresarial explicó que «según una encuesta que nosotros estamos realizando en veintidós provincias argentinas entre 680 empresas, el 52% de las pymes está endeudado y la mayoría de esas deudas son por gastos corrientes. Ante la falta de acceso al crédito se financian con proveedores y con impuestos y ahí es donde entra la AFIP a suspender la operatoria vía embargo de cuentas que te empuja a la informalización o directamente la paralización de la actividad». 

«Todos los intereses punitorios y resarcitorios que aumentó Mauricio Macri tienen que ser eliminados, porque no podemos pagar la impericia de la administración del presidente», indicó. 

Según Bilanski, algunos empresarios consideran que el peso de las cargas patronales o «los derechos de los trabajadores» son los responsables de la situación de crisis que atraviesa el sector desde hace varios meses. Sin embargo, dijo que «son las mismas reglas de juego que teníamos los empresarios cuando nos iba bien, entonces, no es un problema de reglas sino de que estamos perdiendo el juego porque este gobierno está llevando a la destrucción del mercado interno».