Por Pablo Pellegrino

«Es una operación del kirchnerismo». La respuesta podría atribuirse a algún miembro del gobierno de Mauricio Macri, pero, curiosamente, fue lo que dijeron desde la empresa Smartmatic en una entrevista al portal Infobae, en medio de los serios cuestionamientos que recibió en los últimos días la firma que se encargará del escrutinio provisorio en las próximas elecciones. 

Cabe recordar que, además de los malos antecedentes que la firma tiene a nivel internacional, en el primer simulacro que tuvo el sistema de transmisión de datos tuvo serias complicaciones en la mayoría de las escuelas donde se probó, y desde la oposición alertaron que no fueron invitados a participar y controlar esos simulacros. 

Leer también: Sospechas: el PJ pidió que se aparte a la empresa Smartmatic del proceso electoral

El jueves, desde el Partido Justicialista volvieron a la carga contra Smartmatic y en conferencia de prensa anunciaron que ampliarán la denuncia que ya presentaron en la Justicia Electoral. 

El presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, cuestionó los «intentos de modificación de las reglas electorales», secundado por los diputados nacionales Cristina Álvarez Rodríguez, María Emilia Soria y Leonardo Grosso; el apoderado del PJ nacional, Jorge Landau; y el presidente del partido en la Ciudad de Buenos Aires, Víctor Santa María. 

«Se encuentra en riesgo la transparencia electoral y se suscitan sospechas sobre la manipulación de datos de los resultados electorales», afirmó Gray. 

Gray: «Se encuentra en riesgo la transparencia electoral y se suscitan sospechas sobre la manipulación de datos de los resultados electorales».

«Desde que asumió el gobierno de Cambiemos lamentablemente vemos una obstinación en Mauricio Macri y en su Gabinete de cambiar las reglas de juego», dijo por su parte la diputada nacional e intendenta electa de General Roca, provincia de Río Negro, María Emilia Soria. 

Jorge Landau, apoderado del Partido Justicialista a nivel nacional, cuestionó las «innovaciones» que el gobierno pretende introducir en el sistema electoral y que ningún partido opositor haya sido invitado a participar y fiscalizar los simulacros que la empresa lleva adelante para probar el sistema. 

Además de la denuncia que impulsa en la Justicia Electoral el PJ, la diputada Fernanda Vallejos presentó un proyecto en el Congreso para que el gobierno revoque el contrato con Smartmatic. «Registra pésimos antecedentes y acusaciones de fraude en Filipinas y en otros países en los que realizó tareas similares», fundamentó la legisladora, y sostuvo que se debe dejar sin efecto el contrato con la firma «debido a su historial de errores a nivel internacional y su manifiesta animadversión contra frentes electorales opositores». 

En el proyecto también recuerda que en 2016 agentes de la empresa enfrentaron cargos penales en Filipinas por modificar, sin previo aviso, un script en el servidor durante la noche de las elecciones nacionales y locales realizadas en mayo de ese mismo año. «La sentencia de la Justicia filipina confirmó que la modificación en el servidor afectó gravemente la credibilidad del proceso electoral, destacando, por ejemplo, que una vez producida la maniobra, un candidato que marchaba muy rezagado pasó a ubicarse inesperadamente en el primer puesto y terminó adjudicándose la victoria», detalla. 

Llaman a los fiscales a «estar alertas»

Paralelamente a la conferencia en el Congreso de la Nación, los apoderados del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires también realizaron una reunión en la sede del Frente Nacional Peronista de La Plata. La senadora Teresa García, que encabezó el encuentro, explicó que «nos reunimos con todos los apoderados y fiscales de la provincia para ordenar la fiscalización y prever un escrutinio transparente. Tenemos que estar muy alertas, porque el gobierno es capaz de realizar cualquier maniobra para evitar que los bonaerenses lo castiguen en las urnas». 

«La empresa Smartmatic fue denunciada en cuatro de los cinco continentes, ha tenido una pésima experiencia en Europa, tiene cuestionados a sus ejecutivos, el sistema no fue adjudicado por licitación y el responsable de todas estas irregularidades es el ministro Rogelio Frigerio», señaló.