Trabajadores y trabajadoras de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad de La Plata llevaron adelante una jornada de retención de tareas. Los inadecuados manejos administrativos y las condiciones de trabajo precarias generaron que los empleados exijan respuestas del intendente Julio Garro.

A fines de junio, unos cien trabajadores del sector fueron pasados a Planta Permanente y por ello les fueron descontados unos 7 mil pesos, cifra que consideran arbitraria y desmedida. «Además de haber sido recategorizados a una categoría muy baja, desde Personal admitieron que algo salió mal en la liquidación de sueldos. Exigimos que les reintegren esos montos», indicó a Contexto Ayelén Arteaga, delegada gremial de la Dirección de Tránsito de la Secretaría.

Según explicaron, el problema afecta de manera transversal a todas las áreas que hacen al funcionamiento de la Secretaría, que van desde Bromatología e Inspecciones hasta Tránsito y Estacionamiento Medido, entre otros.

Al mismo tiempo que fueron realizados los descuentos por recategorización, fue removida también la bonificación de «riesgo de calle», equivalente a unos 2.600 pesos. La quita fue por la creación de la categoría de Inspector, figura que busca llenar el vacío legal que existe dentro de esta área, cuyos trabajadores son considerados hoy «obreros en servicio».

Arteaga: «se creó la figura de ‘Inspector’, pero solo fueron pasados una parte de los trabajadores. El resto seguimos sin respuestas y nos quitaron la bonificación de riesgo de calle».

«Lo cierto es que se creó la figura de ‘Inspector’, pero solo fueron pasados una parte de los trabajadores a ese agrupamiento. El resto seguimos sin respuestas y además nos quitaron la bonificación de riesgo de calle. No sabemos por qué algunos entran y otros quedan afuera, no nos han dado respuestas», señaló Arteaga.

«Como agentes recaudadores, también exigimos una bonificación extra para poder paliar la delicada situación económica en la que estamos inmersos, como la mayoría de los trabajadores del Estado», agregaron desde el sector de trabajadores que ayer hizo sentir su voz en la sede de la Secretaría ubicada en 20 y 50.

Hasta el momento, el Municipio no ha dado respuestas al gremio, que responde a UPCN. Dentro de la Secretaría son contenidos unos quinientos puestos de trabajo. En líneas generales, el panorama hacia adentro del trabajo bajo la gestión de Julio Garro no es positivo.

«Todavía estamos a la espera de que se nos dé el uniforme completo. Ya partiendo de esa base, es muy difícil. Estamos hablando de elementos muy básicos, como chalecos refractarios, camperas, buzos. Hay compañeros que tienen que salir con el frío a hacer tarea de calle y no tienen uniforme, hay móviles que no están en condiciones y los hacen salir a la calle igual», agregó Marcela Pastore, delegada de Estacionamiento Medido.

Pastore: «estamos a la espera de que se nos dé el uniforme completo. Estamos hablando de elementos muy básicos, como chalecos refractarios, camperas, buzos».

Cabe destacar que en las últimas semanas los reclamos comenzaron a hacerse oír en Control Ciudadano de La Plata, con retenciones de tareas de dos horas que luego se replicaron en jornadas de cuatro horas. Ante la falta de respuestas de la Administración municipal, esta vez el reclamo se extendió durante la jornada completa.

De no obtener un diálogo satisfactorio, el conjunto de trabajadores y trabajadoras advirtió que volvería a hacerse oír.