Por Rocío Cereijo

Con el fin de garantizar la labor de los feriantes de Plaza San Martín, que se encuentra custodiada por policías bonaerenses desde hace un mes, el presidente del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto, presentó un proyecto de ordenanza que busca poner un freno al desalojo. La iniciativa tratada en la Comisión de Desarrollo Local, Industria y Producción del Concejo Deliberante de La Plata propone garantizar el trabajo de los manteros hasta que la desocupación baje a menos del 20%. 

El texto fue acompañado por más de cuatro mil firmas de platenses recolectadas por feriantes y apunta a que se levante el operativo policial montado frente a la gobernación provincial. Son más de seiscientas familias las que realizaban trueques y vendían ropa usada en el lugar, hasta que el gobierno de María Eugenia Vidal se lo prohibió. La feria americana de Plaza San Martín funcionaba desde hacía varios años los lunes, miércoles y viernes por la tarde como único ingreso para cientos de personas en situación de vulnerabilidad. 

«La Plata se encuentra con casi un 10% de caída económica interanual a junio de este año, cerca de duplicar la media nacional. La pobreza alcanza a casi el 40% de la población, la inseguridad se duplicó y en los centros comerciales que no están en el casco hay más del 30% de los negocios cerrados», afirmó Gastón Castagneto. «En vez de mandar policías a los barrios los envían a la plaza. Estas personas venden lo que tienen en el placard para poder comer, y durante estos años han podido convivir con los comercios y los agentes de control sin problemas», agregó el concejal.

Castagneto: «En vez de mandar policías a los barrios los envían a la plaza. Estas personas venden lo que tienen en el placard para poder comer».

Como parte de su lucha contra el desalojo, los feriantes se reunieron con el secretario de Seguridad del Municipio y candidato a primer concejal de la lista «Juntos por el Cambio» en La Plata, Darío Ganduglia. «No hubo una respuesta. Les dimos todos los puntos de vista y no hay nada que los conmueva. Le ofrecimos buscar un predio municipal para vender y no quieren. La plaza va a seguir cercada hasta que nos demos por vencidas», explicó una feriante al salir de la reunión.

El Municipio insiste con que la feria se desplace hacia un predio privado ubicado en la periferia de la ciudad, algo que los manteros rechazan ya que les implica un costo de armado y transporte que no pueden afrontar. Los funcionarios municipales ofrecieron la creación de rondines y la exención de pago de armado por el término de seis meses, pero se negaron a suscribir el acuerdo por escrito, lo que generó el rechazo de los feriantes a la propuesta.

«El expediente para la habilitación del predio que se votó en el Concejo Deliberante no incluía la obligación de que los y las feriantes de Plaza San Martín debieran trasladarse al mismo. Hay muchas promesas incumplidas», explicó el concejal, y continuó: «La gente está ahí porque no tienen otra opción. Pareciera que el mensaje es: ‘Salí a robar, total la policía va a estar para perseguir al laburante'». El edil también presentó una propuesta para que los efectivos que se encuentran afectados al operativo de la plaza puedan ser reasignados para reforzar la seguridad de los barrios. Se espera que ambas propuestas se aborden en la sesión ordinaria prevista para el próximo miércoles 17 de julio.