La llegada de las temperaturas más bajas del año dejó al descubierto la falta de políticas de inversión en la infraestructura del sistema público de educación de la ciudad y la provincia. «Frazadazos» de alumnos y docentes y reclamos de gremios expusieron esta semana los problemas que tienen las escuelas para recibir calefacción por la falta de políticas de los gobiernos de María Eugenia Vidal y Julio Garro que mejoren sus condiciones edilicias.

En La Plata, los gremios que integran el Bloque Sindical de Educación (ATE, Suteba, Sadop, Udocba, Soeme, AMET y FEB) presentaron un lapidario informe de la situación local. A través de una conferencia de prensa en la sede platense de ATE Buenos Aires, denunciaron que en la capital bonaerense son 120 los establecimientos con «serios problemas edilicios».

Este relevamiento asegura que se destacan los problemas ligados a falta de calefacción o directamente de instalaciones de gas que afectan a 107 escuelas. En el desagregado, los motivos fueron «aulas sin estufas» (54), «no funcionamiento de las estufas o los aires» (32) y «sin gas o sin medidor» (9). Los siguieron problemas relacionados con instalación eléctrica-luz (51), sanitarios-agua (51), edilicios (75), mobiliario (29), artículos de limpieza (29), falta de personal docente o auxiliar (26), falta de cupos de SAE (22), suspensión de clases o jornadas reducidas (14).

Los gremios recopilaron la información de parte de 120 escuelas de La Plata durante los días martes, miércoles y jueves, en las puertas del Consejo Escolar platense, donde llevaron a cabo una permanencia en reclamo por urgentes reparaciones.

«Los problemas son los mismos que los del año pasado, después de la tragedia de Moreno. Lo que quiere decir que durante un año no hubo un plan de trabajo y tampoco hubo recursos económicos y humanos para tener un nivel de mantención en las escuelas», dijo a Contexto Jésica Salinas, secretaria general de la junta interna de ATE Educación.

Los gremios y los directivos, familias, centros de estudiantes y docentes que se reunieron en el Consejo Escolar días atrás mostraron su bronca contra este y Garro por no implementar un plan de obras y reparaciones, lo cual los expone a las bajas temperaturas y la precariedad edilicia. La titular del Consejo Escolar, Maricruz Lafit, había convocado a los gremios a una reunión el martes para iniciar un camino de solución, pero los dejó plantados y exhibió la «desidia» que vienen denunciando los sindicatos.

El descontento en las escuelas y las fotos que circularon de aulas con alumnos y docentes con camperas, gorros y guantes durante las clases contrastan con el optimismo oficial. Días atrás, Garro recorrió obras de ampliación y refacción en la Escuela Primaria N° 70 y en la Secundaria N° 76 de Abasto y afirmó que su gestión tomó «el compromiso de invertir en educación como nunca antes en la historia de la ciudad».

Para los gremios, en el gobierno «no hay voluntad de resolver» las condiciones edilicias de las escuelas y ampliaron esa demanda a Vidal, blanco en los últimos días por los cientos de escuelas que están sin calefacción. «El Consejo Escolar no está a la altura de las circunstancias y esto tiene que ver con la decisión política a nivel provincial de no invertir en la educación pública», sostuvo Salinas.

Este panorama se repite, mientras en otras localidades bonaerenses, y también en CABA, entidades de la sociedad civil como clubes de fútbol, de barrio e iglesias reciben y dan alimento y abrigo a personas en situación de calle ante la ausencia de medidas del Estado para contener a estos sectores.

La situación en la provincia

En Moreno, donde explotó una estufa y provocó dos muertes, hay más de setenta escuelas sin gas y sin Servicio Alimentario Escolar, otra demanda atada a la falta de gas y calefacción que impide que los auxiliares les brinden un plato y una infusión calientes a los alumnos. Un cuadro similar ocurre en decenas de distritos bonaerenses.

Suteba provincia advirtió el jueves que en la provincia hay 500 mil estudiantes afectados por falta de calefacción. El gremio que conduce Roberto Baradel también comunicó ayer desde sus redes sociales que en tres de cada cuatro escuelas la Dirección General de Cultura y Educación no realiza el mantenimiento edilicio necesario. Esto abarca las instalaciones eléctricas y de gas, la red cloacal, el análisis del agua, la limpieza de tanques, los techos y la estructura edilicia.