El último caso de gatillo fácil que provocó la muerte de Matías Alderete, de catorce años, terminó de sellar una alarmante seguidilla de episodios que se presentaron, en el último mes, en múltiples lugares de la provincia de Buenos Aires y el interior del país. Desde el asesinato en Burzaco del homeópata Ricardo Raúl Tassara, hasta la muerte de la joven de diecisiete años, Silvia Maldonado, en Santiago del Estero, el aumento de casos de muerte en manos de la policía generó un repudio social que este miércoles llegó al Congreso de la Nación.

Es por eso que la Comisión de Derechos Humanos se reunió en el palacio legislativo junto a familiares de víctimas, organismos de derechos humanos y referentes en la lucha contra la violencia institucional para denunciar la preocupante tendencia que volvió a tomar visibilidad con la «Masacre de San Miguel del Monte» y que el gobierno escuda tras la mentada «Doctrina Chocobar».

Leer también: A diez días del asesinato de Silvia Maldonado, la policía vuelve a matar a un menor

«Denunciamos el aumento de casos de gatillo fácil en distintos puntos del país a partir de la imposición de la Doctrina Chocobar. Los pibes no son peligrosos: ellos son los que están en peligro y el Estado es responsable», manifestó la legisladora Cristina Álvarez Rodríguez, quien formó parte de la actividad junto a figuras de todo el arco político como Horacio Pietragalla, Mónica Macha, Vilma Ripoll, Miguel Funes, Leonardo Grosso. Allí también se hizo presente el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

«Se están por cumplir dos años de la persecución y muerte de Santiago Maldonado. Quisieron instalar que se había ahogado. Pero había funcionarios del gobierno involucrados en la represión. No se ahogó, fue otra víctima de la violencia institucional que ejerce este gobierno», expresó el diputado Pietragalla, quien aclaró que la conferencia fue impulsada como una respuesta ante «la inactividad de la Comisión de Derechos Humanos que preside el diputado oficialista Héctor ‘Toty’ Flores».

Pietragalla: «Estamos denunciando que el Gobierno redobla la apuesta en la violencia institucional. Patricia Bullrich ratificó la semana pasada la Doctrina Chocobar, es muy peligroso».

En diálogo con Contexto, Pietragalla indicó: «Estamos denunciando que el gobierno redobla la apuesta en la violencia institucional. Patricia Bullrich la ratificó la semana pasada al decir que ella ‘no va a devolver un país donde se persiga a los uniformados’, avalando la Doctrina Chocobar, es muy peligroso. La Policía tiende a cometer estos delitos, y la Administración nacional habilita a que sigan ocurriendo estos casos».

La conferencia tuvo como protagonistas también a Adriana y Horacio, padres de Diego Cagliero, asesinado por la Policía bonaerense en el mes de mayo en el Partido de Tres de Febrero. También estuvieron el primo de Danilo Sansone, uno de los cuatro asesinados en la Masacre de San Miguel del Monte el pasado 20 de mayo, y Mariel Corvers, hermana de Carlos, muerto en el incendio de la Comisaria de Transradio en Esteban Echeverría. Todos ellos brindaron testimonio sobre el caso de violencia policial que atravesó sus vidas y que ahora cargan como lucha.

La actividad fue acompañada por numerosos organismos de derechos humanos como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas, CELS, H.I.J.O.S., APDH, Liga Argentina por los Derechos Humanos, Asociación Buena Memoria, Comisión por la Memoria de Zona Norte, Familiares y compañeros de los 12 de la Santa Cruz, APDH La Matanza, Liberpueblo, Comisión de Abogados por los Derechos humanos y el EATIP, entre otros.