Con los niveles de pobreza que rozan el 40% y un desempleo del 10,8%, cada vez son más las personas que se encuentran en situación de calle según advierten en la ONG Sumando Voluntades, que cada noche recorre hospitales, cajeros, comercios y la terminal de colectivos para asistir a casi un centenar de platenses que no tienen hogar y deben dormir en la vía pública.

«Este año cumplimos diez años como institución y esto que está pasando nunca antes lo vimos. Tenemos mucha gente. Se incrementó un 20%. Se viene incrementando en los últimos años, pero ahora estamos teniendo parejas en situación de calle. Estamos repartiendo alrededor de noventa raciones por noche y desayunos a la mañana», explicó a Contexto Nancy Maldonado, referenta de Sumando Voluntades.

Maldonado: «Se incrementó un 20%. ahora estamos teniendo parejas en situación de calle. Estamos repartiendo alrededor de noventa raciones por noche y desayunos a la mañana».

Cada noche, la ONG platense reparte viandas en un radio que abarca desde avenida 72 a avenida 526 y de calle 116 a avenida 31, al tiempo que brinda albergue a veintiséis personas en dos hogares; uno en calle 6 e/ 37 y 38, y otra en calle 8 e/ 37 y 38, sin ninguna ayuda estatal y con cada vez más demanda.

Según advierte Maldonado, el primer factor para las personas en situación de calle es el económico. «Mucha gente se quedó sin empleo. Si vos alquilás una casa, un departamento, y te quedás sin trabajo y no tenés alguien que te contenga, tu próxima casa es la calle. Si vos no tenés un familiar que pueda o que tenga espacio, vos vas a la calle. Eso estamos viendo muy seguido en La Plata», detalló.

Un claro ejemplo de ello es el reciente desalojo en Melchor Romero que dejó a más de cincuenta familias sin un techo. Hoy se encuentran muchos de ellos viviendo en la vía pública. «La gente de la 520 está rondando en los hospitales, donde tienen amparo, un techo. No hubo un dispositivo del gobierno municipal para contenerlos, para ayudarlos. Tomaron tierras que no eran suyas pero no es la forma sacarlos así», consideró Maldonado.

Ante esta situación, desde Sumando Voluntades advierten que las respuestas del Estado no alcanzan. «No hemos podido trabajar bien con la gestión anterior ni con esta», explicó Maldonado, quien detalló que los números telefónicos de los albergues municipales no funcionan como deberían, por lo que muchas veces los vecinos, al encontrar a una persona en situación de calle que necesita ayuda, optan por llamar a la ONG antes que al Municipio. 

En este contexto, desde Sumando Voluntades piden donaciones para poder seguir asistiendo a la gente. Según detallaron, necesitan lentejas, tomate, sobres de sopa, té, café, mate cocido, yerba, azúcar, leche en polvo y aceite. Además, termos, mantas y calzado, claves para las bajas temperaturas. Las donaciones pueden acercarse todos los días a 6 Nº 266 e/ 37 y 38.