Florencia Saintout participó del primer plenario de la militancia junto a los candidatos de la lista del Frente de Todos, realizado ayer en el Ateneo Néstor Kirchner. Ante una multitud que clamaba «Florencia intendenta», la precandidata agradeció a la militancia la presencia y el compromiso para pelear por la ciudad.

«Este es un tiempo que no nos es gratis, estamos haciendo un esfuerzo enorme y fue gracias a este esfuerzo que en estos tres años y medio nos han permitido estar parados y seguir peleando», enfatizó Saintout, presidente del bloque de diputados de Unidad Ciudadana en la Legislatura.

«Hemos configurado la lista más amplia que mejor representa al Frente de Todos, como nos pedía Cristina y como nos pedían los compañeros. Nos unimos, así, compañeros que en los últimos años veníamos caminando separados», continuó la legisladora.

Por otro lado, Saintout cuestionó el modelo económico de Cambiemos, el cual se traduce en la capital bonaerense en desocupación. «Vinieron a destruir el trabajo, miren cómo nuestras plazas están llenas de compañeras que ponen su manta para vender lo poco que tienen porque no tienen para darles de comer a sus hijos», consideró.

Además, aseguró que cuando llegó Cambiemos a los gobiernos nacional, provincial y municipal lo hacía «para quedarse por cien años», pero «no contaban con que nosotros nos íbamos a organizar para recuperar lo perdido».

Saintout apuntó contra otras áreas de la gestión, como la inseguridad, el pésimo funcionamiento de la salud pública por abandono de los centros de salud comunitarios y la falta de jardines que generó que 4.000 chicos y chicas se quedasen sin iniciar el ciclo escolar. «Eso es lo primero que hay que trabajar», aseguró.

«¿Cómo no vamos a tener funcionando las salitas de salud con todos los insumos y el personal necesarios? ¿Cómo vamos a aceptar que nuestras pibas estén inseguras? ¿Cómo van a llegar a la Universidad si no tienen para comer en sus casas y no pueden empezar el jardín porque no tienen vacantes?», se preguntó.

«Tenemos que militar con el corazón y tenemos que saber qué vamos a hacer en esta ciudad. Tenemos que ir casa a casa, barrio a barrio y sacar en los cuadernos el listado de lo que falta, seamos obsesivos para construir organización», indicó Saintout de cara al público expectante.

Por último, arengó a los presentes invitándolos a «transformar la ciudad», a hablar con cada vecino para contarle las propuestas. «El amor revolucionario es denso, profundo e imparable. Enfrentemos el odio con amor», finalizó.