«Es vergonzoso que el servicio esté con estos parámetros de calidad tanto del producto como del servicio en manos privadas. Hoy la vieja Segba parece una empresa norteamericana al lado de esta payasada», dijo a Contexto el abogado Marcelo Szelagowski, ex empleado y directivo de Edelap desde su privatización y hasta 2007, en alusión a la respuesta de la compañía ante el grave apagón que dejó sin luz la zona norte de la ciudad de La Plata. 

Según el abogado, las sanciones aplicadas por el gobierno provincial fueron «vergonzosas», y la falla que derivó en el apagón, que dijo que se debió a la falta de inversión y la «grosera ausencia» de los organismos de control, ameritaba quitarle la concesión a la empresa. 

«Es vergonzoso, se ha perdido el espíritu de servicio público que implica el servicio eléctrico», consideró, y advirtió: «Las causas reales de esto, después de haber estado quince años en la empresa, es que aquí se conjuga la falta de inversiones, por un lado, y por otro lado la falta grosera de los órganos de control que ni siquiera controlan los planes de inversión y, a su vez, existe una clara connivencia con las empresas». 

«la vieja Segba parece una empresa norteamericana al lado de esta payasada»

«Ni siquiera el gerente general de Edelap, Guillermo Coltrinari –será porque vive en Puerto Madero– ni la jefa de prensa de la empresa salieron a dar explicaciones; hasta en la comunicación fue vergonzoso», afirmó Szelagowski. 

En la misma línea, manifestó que hoy los empresarios no se pueden quejar de las tarifas y que «con el valor unitario del kilowatt disparatado que pagamos, tendríamos que tener un servicio mejor que en el estado de Washington». 

Según el exdirectivo de la compañía, el crecimiento demográfico y la expansión urbana de la ciudad debieron ser acompañados por la construcción de una subestación en Villa Elisa y otra en Gonnet para el abastecimiento de la zona. 

En ese sentido, le restó importancia a la exigencia que le hizo el gobierno de Vidal a Edelap para que adelante a este año las inversiones que estaban pautadas para 2020. Por un lado, consideró que «es como si a mí me dijeran que en lugar de cambiar el auto este año lo haga el próximo, eso es más un premio que una sanción», y por otro lado explicó que «un transformador como los que van en una subestación se tiene que pedir, por lo menos, con tres años de anticipación para que lo fabriquen». 

«con el valor unitario del kilowatt disparatado que pagamos, tendríamos que tener un servicio mejor que en el estado de Washington»

El abogado fue muy crítico de la política energética del macrismo y la participación mayoritaria de Marcelo Mindlin y su empresa en el mercado energético. «No comprendo cómo un gobierno puede llamarse desarrollista, capitalista o que fomenta la inversión cuando deja la energía en manos de quienes la está dejando», cuestionó. «Las empresas eléctricas están en manos de gente que no tiene la menor idea y, lo que es peor, no tiene el menor escrúpulo», concluyó Szelagowski.