Trabajadores del Teatro Argentino exigirán que Vidal responda ante la grave crisis edilicia

El bloque provincial de Unidad Ciudadana presentará un pedido de informe por el estado de abandono en el emblemático espacio. Representantes gremiales del sector se pronunciaron sobre la falta de presupuesto para butacas o calefacción, y hasta inundaciones totales en los subsuelos.

1211

El desfinanciamiento en infraestructura edilicia promovido por la gestión de Cambiemos afectó de manera crucial al arte y la cultura. El emblemático Teatro Argentino de La Plata es una de las más claras evidencias de ese proceso, donde hoy sus trabajadores se plantan contra el ajuste de María Eugenia Vidal que puso en crisis el funcionamiento de uno de los espacios fundamentales de la cultura en la provincia de Buenos Aires.

La falta de respuestas y soluciones concretas por parte del Ejecutivo motivó que los trabajadores de los diferentes ámbitos del Teatro se organizasen para hacer oír sus voces y llevaran el reclamo al ámbito legislativo. Allí, el bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana impulsarán un pedido de información sobre las múltiples subejecuciones presupuestarias y falta de mantenimiento en la institución que, en los últimos años, redujo de manera sustancial su programación artística debido a las permanentes falencias.

«Esta es una situación que afecta no sólo al Teatro en sí, sino a toda la estructura bonaerense de cultura, bibliotecas, museos, espacios de arte. Es una política sistemática de paralización de actividades, para convertirlas en un negocio. Un negocio donde Provincia ejecuta presupuestos que no sabemos adónde van», expresó Juan Peters, quien junto a otros referentes gremiales del Teatro brindó ayer un conferencia de prensa para informar sobre las principales urgencias que atraviesa el sector.

Según han denunciado, Provincia sobreejecutó el presupuesto para la compra de mobiliario para salas y hubo fallas en la obra de impermeabilización de las veredas, que siguen filtrando agua para el subsuelo. Tampoco se realiza el mantenimiento imprescindible de infraestructura de los escenarios, generando situaciones de riesgo, no se mantienen los ascensores y varios de los baños se encuentran clausurados.

«En los talleres de producción sentimos la crisis de manera crucial. No hay un peso para los talleres. Lo que quiere hacer el gobierno es un maquillaje en la fachada del Teatro y no invertir en lo importante de la cultura que es el patrimonio que generan los trabajadores», agregó Julio Richiardi, representante gremial de los talleristas de vestuario, utilería, escultura y carpintería que realizan las tareas de producción en la institución.

Falta de calefacción adecuada, salas sin mantenimiento, filtraciones de agua en los subsuelos y butacas de baja calidad presupuestadas con sobreprecios son algunos de los puntos que los trabajadores denuncian y que han puesto en jaque la calidad de las producciones del teatro que, hasta hace cuatro años, ofrecía quince obras al año en cartelera.

Durante la conferencia, los representantes gremiales fueron acompañados por la jefa del bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, quien ratificó la interpelación que su bancada buscará llevar a la gobernadora María Eugenia Vidal.

«El pedido de informe es una herramienta que tenemos. El gobierno debe dar respuesta a cada uno de los puntos que presentamos. Tienen que dar la cara y darse cuenta de lo que estamos pasando. El pedido se centra sobre las licitaciones de las obras realizadas, montos del mobiliario, las tareas realizadas, las condiciones en oficinas y espacios de trabajo, ascensores y baños. El Teatro Argentino es un patrimonio de todos los y las bonaerenses», expresó Saintout.

El Teatro Argentino ya había sido escenario de reclamos hacia el gobierno provincial hace dos años por parte de la Orquesta de Cámara, que llevó adelante una fuerte lucha no sólo por mejoras salariales, sino en repudio de los paulatinos recortes de recursos que provocaron que la actividad misma de la Orquesta se interrumpiera por primera vez en más de cincuenta años de existencia.