A días del histórico apagón que convulsionó al país entero, Unidad Ciudadana exige respuestas al gobierno nacional y al provincial respecto del estado en que operan las principales firmas abastecedoras de energía eléctrica de la provincia de Buenos Aires. Por ello, concejales de todo el territorio bonaerense se pronunciarán en repudio a la condonación de deuda millonaria que Cambiemos propició para las empresas Edenor y Edesur, y exigirán la realización de audiencias públicas para reclamar explicaciones sobre el estado de inversión.

Mediante un comunicado, los ediles anunciaron que «presentarán repudios en todos los concejos deliberantes», además de exigir una audiencia pública para discutir el traspaso del servicio a la órbita provincial. «El corte de luz del pasado 16 de junio fue una exhibición internacional de ineptitud macrista y evidencia que la crisis energética está fuera de control», sostuvieron en el texto que comenzó a difundirse en la tarde de ayer.

«Entre las cláusulas de esta transferencia se estipula que a Edenor se le condona una deuda por 21.189 millones de pesos, y a Edesur por 21.399 millones: esta dádiva se les otorga mientras miles de hogares se endeudan para pagar un servicio básico como la luz, las pymes cierran por el tarifazo y la inflación se dispara a niveles récord», agrega el documento impulsado por el presidente del Concejo Deliberante de Hurlingham, Martín Rodríguez.

El pedido también se hizo eco en la ciudad de La Plata, donde el bloque de Unidad Ciudadana acompañó el reclamo. «El tarifazo golpeó fuerte en los bolsillos, eso es algo que nadie puede discutir. El mismo gobierno que sostuvo que ese tarifazo era para mejorar el servicio, cuatro años después hay facturas impagables y un servicio deficiente. Como concejales de Unidad Ciudadana que articulamos en los municipios, presentamos el rechazo a la condonación de deuda», dijo a Contexto Gastón Castagneto, quien remarcó la intención de UC de avanzar en un proyecto de congelamiento de tarifas hasta el año 2021.

El conjunto dirigentes también se pronunciará contra la iniciativa del gobierno de permitir que las empresas no reintegren a los usuarios el dinero que habían cobrado de más en las facturas, bajo la promesa de invertir en mayores obras.

«Dentro de las prerrogativas del traspaso se permite a las prestatarias ‘redireccionar’ hacia presuntas ‘inversiones’ no especificadas el dinero mal facturado y las deudas por mal servicio que las empresas debían reintegrar a los usuarios, lo que es una manera increíble de seguir sacándole plata a la gente», aclararon.

«La revolución de la alegría terminó en un caos de tarifazos, desempleo e inflación que puso a las familias contra la espada y la pared: esto han provocado las políticas de Cambiemos, y esto así no va más», expresaron desde el sector.

Cabe recordar que, durante el día de ayer, más de 20 mil hogares del Gran Buenos Aires continuaban sin luz después del apagón del domingo que mantuvo en vilo a todo el país.