La Canasta Básica Total (CBT) aumentó 2,9% en mayo con respecto al mes anterior, y una familia tipo –un matrimonio con dos hijos menores– necesitó $30.338 para no quedar por debajo de la línea de pobreza. A su vez, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que establece el nivel de indigencia, subió 2% y su costo llegó a $12.806,78, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

En los primeros cinco meses del año, la inflación no dio tregua y la Canasta Total, que mide además de alimentos una serie de bienes y servicios como vestimenta y educación, subió un 19%, mientras que para la medición interanual el incremento fue de 61,1%, por encima del 53,7% del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Para el caso de la Canasta Alimentaria, que indica qué cantidad de alimentos requiere una familia para subsistir, en lo que va de 2019 subió un 18,5% y en el último año el alza fue de 61,7%.

El aumento de la Canasta Total en mayo fue superior al de abril, que había sido de 2,6%. Del mismo modo, la Canasta Alimentaria también fue mayor a la del mes anterior, de 1,8%.

En la interanual, los asalariados recibieron en promedio aumentos salariales de alrededor del 35%, aproximadamente 25 puntos por debajo del avance de la Canasta Total.

Los datos de la economía real le siguen dando la espalda al gobierno de Mauricio Macri. Más aún en el caso de las canastas Total y Básica, que influyen directamente en los sectores de menores ingresos.