Los gremios que integran el Bloque Sindical de Educación de La Plata denunciaron la «gravísima situación» que atraviesa el sistema educativo del distrito y apuntaron a las gestiones de la gobernadora María Eugenia Vidal y del intendente Julio Garro por «el corrimiento del Estado» a la hora de «garantizar la educación entendida como derecho social».

«Ineficiencia, desidia, incumplimiento de los marcos normativos vigentes, persecución a los equipos de conducción y a los representantes gremiales y ajuste presupuestario» fueron los ejes del posicionamiento de los gremios Suteba, Udocba, Amet, FEB, Sadop, ATE y Soeme, expresado a través de un informe que presentaron en las últimas horas.

En el informe destacan que, en la capital bonaerense, más de cuarenta escuelas tienen inconvenientes para acceder a la calefacción; escasean los artículos de limpieza para cada institución, ya que el importe destinado descendió de los 140 pesos del año pasado a los 120 del actual; que, a nivel de mobiliario, faltan 30 mil sillas y 15 mil bancos; y también pidieron mayores montos para los cupos del Servicio Alimentario Escolar (SAE), que hoy es de 24 pesos por alumno.

Otro reclamo fue por el cumplimiento de las medidas de seguridad para docentes y alumnos en cuyas escuelas se están realizando obras. «Hace dos semanas fuimos a la Escuela Técnica N° 2 que está en obra y pedimos que se cumplan los puntos establecidos por la Comisasep (Comisión Mixta de Salud y Seguridad en el Empleo Público) porque hay una situación de riesgo. Días atrás se cayó una viga y estuvo cerca de lastimar a un alumno», afirmó, en diálogo con Contexto, Paula Tardón, secretaria adjunta del Suteba local.

A tres años y medio de la gestión de Cambiemos, los sindicalistas señalaron que no fueron hechas las obras de infraestructura necesarias, a pesar de las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en la Escuela N° 49 de Moreno. Y en La Plata recordaron que luego de ese hecho, en agosto de 2018, «cien establecimientos permanecieron con clases suspendidas en los meses invernales por pérdidas en las instalaciones de gas, crisis solucionada por la gestión con el retiro de los medidores y la implementación de viandas frías de escaso valor nutricional».

Asimismo, se refirieron al caso del docente de la Escuela Especial N° 516 de la localidad de Melchor Romero, que sufrió una descarga eléctrica por las deficientes instalaciones, y también remarcaron los incendios en la Escuela Primaria N° 27, Secundaria N° 88 y Jardín N° 946, cuyas reconstrucciones se demoraron –o aún no comenzaron– y generaron complicaciones para el desarrollo posterior de las clases en cada una de las instituciones.

Jardines sin construir y sueldos sin liquidar

En 2018, el director de Escuelas Gabriel Sánchez Zinny, el intendente Julio Garro y la presidenta de Consejo Escolar Maricruz Lafit firmaron un Acta Acuerdo en la que se comprometieron con las comunidades del oeste del Gran La Plata a construir cuatro jardines debido a la alta demanda sin cupos para ingresar al nivel inicial. «Adquiere gravedad cuando es de público conocimiento que según datos de la DGCyE fueron más de 4.000 niñas y niños en listas de espera en 2018», detallaron en el escrito.

Otras problemáticas que advirtieron fueron la falta de nombramientos de cargos docentes, las dificultades que generan los sistemas digitalizados de licencias, que no fueron acompañadas por adecuadas capacitaciones, y las demoras para liquidar los sueldos a miles de docentes de distintos puntos de la provincia a pesar de las reiteradas protestas.