Sin aumentos hace cuatro años y con un proceso de vaciamiento en el área, los trabajadores del programa Médicos Comunitarios realizaron una protesta frente a la sede de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de La Plata para exigir un incremento salarial así como también la municipalización.

Simulando un festejo de cumpleaños, que incluyó globos, una torta y guirnaldas, los trabajadores de Médicos Comunitarios visibilizaron la delicada situación que atraviesan frente a la Secretaría encabezada por Germán Niedfeld. Sin datos oficiales, estiman que son alrededor de setenta los profesionales, entre trabajadores sociales, médicos, psicólogos, enfermeros, odontólogos, que se desempeñan bajo este programa en 46 centros de salud de La Plata, tarea por la que cobran unos 11.500 pesos mensuales.

Leer más: Garro no soluciona la situación de los médicos comunitarios

Este número se quedó estancado hace cuatro años, cuando el por entonces Ministerio de Salud, devenido hoy en Secretaría, se desligó de los aumentos y lo encomendó a los municipios, alegando que los gobiernos locales debían hacerse cargo de los trabajadores de los centros municipales. La gestión de Julio Garro no les otorgó ningún incremento salarial.

«El programa está en un proceso de vaciamiento. Hay un compromiso de palabra de ir municipalizando a quienes estamos bajo el convenio del programa. Pero se va estirando y no tenemos novedades de cómo se va a generar esa municipalización. Queremos ser contratadas, ser parte de la planta permanente de la Municipalidad, y no hemos recibido respuestas, en relación con el aumento salarial tampoco», explicó a Contexto Pilar Martín, trabajadora social que se desempeña en Altos de San Lorenzo y delegada de ATE.

«El programa está en un proceso de vaciamiento. Queremos ser contratadas, ser parte de la planta permanente de la Municipalidad, y no hemos recibido respuestas, en relación con el aumento salarial tampoco»

Según destacan los trabajadores, hay un reconocimiento municipal al garantizar la obra social y los aportes jubilatorios, por lo que exigen los «mismos salarios y mismos derechos» que los municipales. «No se quieren hacer cargo, no nos pagan el aguinaldo, no podemos cobrar el salario familiar, tampoco nos reconocen la antigüedad. Hoy arrancamos exigiendo el aumento porque estamos en 11.500 pesos hace cuatro años», remarcó Martín.

Leer También: Advierten el “vaciamiento” de los centros de salud comunitarios

Este escenario se complementa con un faltante de recursos y de profesionales de la ciudad que dificulta el trabajo y la atención en los centros de salud. «La situación de precarización laboral y de vaciamiento en la salud en los barrios es general. Nosotros decimos que nuestro trabajo son los derechos de las vecinas y los vecinos de la ciudad de La Plata. Tenemos una perspectiva de salud integral, que tiene que ser un derecho, que tiene que ser gratuita y de calidad. Y no es la política que está llevando la gestión municipal», destacó Martín.