«La deuda provincial es una bomba de tiempo»

El diputado bonaerense Walter Abarca advirtió sobre la necesidad de renegociar la deuda de la provincia en el próximo gobierno, luego de que la Administración de Cambiemos publicara el informe trimestral que indica que al 31 de marzo de 2019 la deuda asciende a 518.400 millones de pesos.

1207

Luego de los cruces entre el oficialismo y la oposición por la deuda bonaerense que en la semana tuvieron como protagonistas al ministro de economía, Hernán Lacunza, y al candidato a gobernador, Axel Kicillof, el diputado provincial de Unidad Ciudadana, Walter Abarca, dialogó con Contexto sobre la polémica presentación del informe.

Abarca había presentado una nota formal en la que pedía a la gobernadora Vidal que presente el informe que por ley debe enviar a las Cámaras legislativas sobre el avance de la deuda. «Tres horas más tarde de que presentáramos esa nota, publicaron el informe», explicó Abarca, y destacó que hasta entonces la última información disponible era de marzo de 2018. La presentación de esos informes fue un reclamo recurrente de la oposición que tomó impulso durante la discusión del presupuesto a fines del año pasado. 

«Cuando se trató el presupuesto le pedí a Lacunza el informe de deuda, estábamos en diciembre de 2018 y el último informe que teníamos era de marzo, y cuando presentaron el presupuesto nos dijeron que la deuda era de 270.000 millones de pesos», recordó el diputado bonaerense, y agregó: «En la audiencia con Lacunza le dije que publicaran los nuevos informes porque esos números no reflejaban la deuda, nosotros advertíamos que era de 470.000 millones porque el dólar había pasado de 18 a 40 pesos y el 70% de la deuda estaba en dólares».

En ese sentido, manifestó que «este informe de deuda no sólo nos da la razón de que en diciembre la deuda era de 474.400 millones de pesos, sino que ahora la deuda está en 518.000 millones de pesos a marzo de 2019».

Según el informe presentado esta semana, la deuda de la provincia asciende a 518.400 millones de pesos y equivale al 9,3% del Producto Bruto Geográfico (PBG). La cifra es sustancialmente más alta que al comienzo de la gestión de Vidal: a fines de 2015 era de poco más de 122.000 millones y representaba un 5,9% del PBG.

Uno de los puntos más preocupantes sobre la composición de la deuda es que más del 80% es moneda extranjera y el 70% está compuesta por bonos bajo legislación internacional.

«Eso es una bomba de tiempo y el próximo gobernador de la provincia va a tener que renegociarla sí o sí», consideró Abarca, y completó: «Los servicios de deuda del año 2020 van a ser 125.000 millones de pesos, que es el doble de lo que fueron este año. Básicamente son dos presupuestos de Salud, dos presupuestos de Seguridad o cien presupuestos de Producción».

«El 80% de la deuda tiene vencimientos entre 2020 y 2023, o sea que el próximo gobernador de la provincia de Buenos Aires va a tener que pagar la deuda de Vidal, y esa sí va a ser una pesada herencia en serio», afirmó el diputado.

Por otro lado se refirió a los tuits de Hernán Lacunza en los que explicaba que la deuda contraída en el período fue para financiar obras por 7.070 millones de dólares. «No es cierto que la deuda se usa para obras, y lo digo con información oficial: la información que dio el ministro Gigante el año pasado es que la inversión en la provincia fue de 110.000 millones de pesos y Lacunza dice que son 7.000 millones de dólares, el tema es que tomaron deuda en dólares para pagar obras en pesos, entonces la obra pública que hicieron les sale tres veces más caro», concluyó Abarca.